Enjambre de 60.000 abejas asesinó a un anciano en Texas

Un hombre de 70 años fue asesinado por un enjambre de 60.000 abejas que lo atacaron mientras cortaba el césped en el estado estadounidense de Texas.

Thomas Hicks, de 70 años, estaba haciendo algo de jardinería el lunes cuando se sintió abrumado por una enorme nube de abejas “muy agresivas” que lo picaron varias veces.

Su esposa, Zoni, fue hospitalizada después de que también la picaran gravemente cuando trató de ayudar a su esposo a escapar del enjambre. A pesar de sus esfuerzos.

Thomas murió en su casa poco después del ataque. BigCountryHomepage informa que Thomas estaba cortando el césped por la tarde y que pudo haber sido el ruido de la máquina lo que provocó el ataque del enjambre de abejas.

Zoni explicó que fue a hacer la compra antes del ataque de las abejas y advirtió a su esposo sobre el peligro que podrían representar las abejas.

“Dije cariño, por favor, no vuelvas a la zona de atrás, porque esas abejas están allí, y él dijo: No lo haré, lo prometo”, recuerda Zoni.

Cuando regresó a casa, encontró a su esposo saltando y gritando en el jardín, cubierto de abejas.

“Ni siquiera se le podía ver la espalda y toda la cabeza estaba cubierta de abejas asesinas”, contó Zoni. Luego llamó al 911 y comenzó a realizar reanimación cardiopulmonar en Thomas antes de que el personal de emergencia llegara al lugar.

Cuando llegaron los bomberos, junto con la policía, “se encontraron con una actividad de abejas muy agresiva”, según una publicación de Facebook del Departamento de Bomberos de Breckenridge.

Según la publicación, una persona, refiriéndose a Thomas, ya había sido severamente picada cuando llegaron los servicios de emergencia, sufriendo un paro cardíaco.

Los médicos y los bomberos tuvieron que luchar contra un enjambre de abejas al entrar a la casa para llegar a la víctima, dijeron las autoridades.

Mientras tanto, un bombero supuestamente se quitó el equipo de protección y se lo dio a Zoni para protegerla de las abejas.

Luego fue trasladada a un hospital para recibir tratamiento por sus heridas por picadura de abeja y pudo regresar a casa a la mañana siguiente.

Joey Venekamp, ??un apicultor local, se ofreció a retirar la colmena que contenía alrededor de 60.000 abejas. “‘Una vez que uno de ellos pica, va a soltar una feromona y eso es como una bandera roja para el otro, lo mejor es ponerse a cubierto. Esta colmena en particular ayer tenía alrededor de 4 o 5 celdas de reina allí”.

 La Patilla

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.