MLB: El Viacrucis del venezolano Andrés Galarraga con los Angelinos por el jonrón 400

Vamos a hablar un poco del viacrucis que en su momento vivió Andrés Galarraga con los Angelinos de Anaheim (hoy de los Angeles) en la MLB, para que veamos que no sólo fue con Albert Pujols cómo este equipo tiene la manera extraña de hacer las cosas.

Cómo ya es sabido los Angelinos de los Angeles le pusieron fín a la relación laboral con el slugger futuro miembro del Salón de la Fama Albert Pujols, dejando un mal sabor de boca de cómo se produce la salida de un equipo de una leyenda viviente cómo lo es el jugador dominicano.

Si el lo pidió o no, de verdad que poco tiene importancia porque si era su último año de un larguísimo contrato, Pujols ha debido despedirse de la afición de los Angeles por la puerta grande y con el estadio a reventar (de permitirlo las normas que regulan el COVID-19) de pie para darle la mayor ovación de su vida.

Es un equipo que tiene casi una década sin competir, por lo que tener a Pujols en el equipo era muy importante y el trato a ese personaje ha debido ser perfecto, sin ninguna torpeza del equipo cómo pareciera ocurre en el presente caso.

 

 

 

¡No sólo con Pujols! El Viacrucis de Andrés Galarraga con los Angelinos por el jonrón 400:

En el libro “Una historia que contar” esrito por Andrés Galarraga y el perioista Humberto Acosta, el Big Cat cuenta cómo fue su experiencia con los Angelinos en la temporada 2004 dónde buscaba conectar dos jonrones para llegar a la mágica cifra de 400.

En la página 16, Galarraga cuenta que firmó con los Angelinos el 06 de agosto y aunque habían otros equipos, se dicidió por los californianos porque tenían chance de llegar a los playoffs cómo en efecto pasó.

Dice Andrés que aceptó empezar en Triple A, pero pasó más de 20 días en las Ligas Menores, porque es cierto que necesitaba ver acción todos los días y sólo eso podía hacerlo allí, pero lo llamaron a las Grandes Ligas si no a principios de Septiembre, algo que no se esperaba porque lo dejaba fuera de jugar la postemporada, uno de los motivos de su firma con el club.

 

 

 

 

Ahora bien, su primer juego en las mayores con el equipo fue el 10 de septiembre, aunque dice Galarraga que era cómo si no estuviera en el dogout, ya que el mánager Mike Sciosia no lo veía.

Cuenta el Gato que habían juegos cerrados 2-0, 2-1, ideales para un bateador emergente, pero nada que ver.

Tal vez pensó que eso era para ver a sus jugadores, pero ocurrió que ganaban 12-2 y ni aún así lo metió.

Pasaban los días, donde lo ponía a jugar ni en los juegos cerrados ni en los abiertos, ni contra pitchers zurdos o derechos, nada.

Si bien es cierto el era un recién llegado al equipo, pero nadie le iba a decir que podía hacer, porque por algo tenía 19 años en las Grandes Ligas y así se lo dijo a Sciosia.

Pero que va, no sirvió de nada, porque el timonel se excusó que estaban peleando por la clasificación y Andrés entendió el punto, pero el no pretedía estar en el line up todos los días, pero si colaborar en lo que se pudiera y de paso conseguir sus jonrones.

El día viernes del último fin de semana de la ronda eliminatoria, Andrés salió cómo bateador emergente y bateó el jonrón 399 en el noveno inning de un juego que estaba 9-0 a favor de los Angelinos.

Cuenta Andrés que al día siguiente (sábado) todo el mundo en el equipo pensó lo pondrían a jugar, porque era un juego clave pero tampoco vio acción, a pesar de que vencieron 5-4 a los Atléticos de Oakland, donde pudo ser llamado en un turno cómo emergente, pero llamó a Jeff Davanon y también a Curtis Pride y aunque no tiene nada en contra de ellos, el podía hacer el trabajo perfectamente.

Sigue el Gato con su relato hablando que llegó el día final, donde no tenía duda de que jugaría y así se lo hizo saber al mánager de los Angelinos, quien cómo si fuera gran cosa le respondió “claro”, cómo si estuviera dándole una gran noticia.

En el último juego de la campaña, Andrés fue alineado cómo tercer bate y bateador designado, donde había en el equipo una gran energía para que consiguiera su bombazo 400.

Cuenta el Gato que en el primer turno falló con un rolling a la tercera base , en la siguiente oportunidad al bate recibió un pelotazo y en el último chance al bate se fue con un roletazo al campocorto.

 

 

 

 

Conclusiones:

  • En el tiempo que estuvo con los Angelinos, señaló Andrés que sólo apareció en siete encuentros y dos cómo titular.

 

  • El Gato está convencido que lo único que el equipo quiso de el, era que los ayudara con Vladimir Guerrero, ya que cómo se la pasaba con el, lo escuchaba y le hacía caso, vieron en el criollo la manera de manter al astro dominicano contento.

 

  • Andrés firmó con la esperanza de jugar en los playoffs, el no estaba mendigando nada a nadie porque el dinero no le hacía falta, por lo que subirlo después de pasado el mes de Septiembre que lo inhabilitaba para esa fase, fue una total y absoluta falta de respeto para un personaje que ha dado tanto por el beísbol.

 

  • En un lapso de un mes, solamente aparecer en siete juegos y dos cómo titular, es otra falta de respeto que cometió el mánager y por ende el equipo a una figura cómo el Big Cat, porque eso no se le aclaró cuando firmó el contrato, ya que el tuvo chance de firmar con otros clubes incluídos sus amados Rokies de Colorado.

 

  • Si bien es cierto las circunstancias de Pujols y Galarraga son distintas, no es menos cierto que Albert merecía culminar su contrato con el equipo para despedir a una leyenda viviente por la puerta grande y directo a Cooperstown, mientras que con el venezolano, se burlaron de su buena fé, de su tiempo, de sus ganas de conseguir sus dos metas personales: Asistir a los playoffs y conseguir su jonrón 400 (le faltaban dos jonrones y el firmó con el equipo en Agosto).

 

  • Es decir, Galarraga y Pujols no se fueron del equipo cómo debieron hacerlo y ese trato no se lo merecían, con todo y que el dominicano firmó con los californanos un gran contrato, pero no debió darse su despedida del club de esa manera, mientras que el Gato se despidió de una manera amarga, porque el quería estar en el róster de playoffs, por lo que no hacerle esa mala jugada de subirlo después de lo que seguramente se acordó.

 

 

 

Fuente: Libro ANDRÉS GALARRAGA Una Historia que contar, por Andrés Galarraga y Humberto Acosta.

 

Por: El fildeo
Autor: Quijada
Fecha de publicación: 2021-05-07 21:52:42
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.