Acuerdo de salvación nacional no es cambio de estrategia, asegura Freddy Guevara

El dirigente del partido Voluntad Popular expresó que el oficialismo trata de mantener el discurso de que “ganaron”, pero lo cierto es que la situación es insostenible incluso para ellos mismos, por lo que se impone llegar a un acuerdo


En 2014 se produjo en Venezuela la iniciativa conocida como “la salida”, presentada por los partidos Voluntad Popular (VP), Alianza Bravo Pueblo (ABP) y Vente Venezuela (VV). Leopoldo López, fundador de VP fue el principal impulsor de esta campaña, que buscaba propiciar un cambio político en lo inmediato en Venezuela.

La iniciativa dividió entonces a la oposición, y los otros partidos agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se mantuvieron ajenos a ella. Desde entonces tanto López, como Antonio Ledezma y María Corina Machado, fueron vistos como los más radicales opositores a la gestión de Nicolás Maduro.

En 2019, cuando el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, presentó los tres pasos: “cese de la usurpación, elecciones libres y gobierno de transición”, una vez más VP luchó porque se buscara el cese inmediato de las funciones del gobierno chavista, pero actualmente, el propio Guaidó ha propuesto de un acuerdo de salvación nacional que, aunque insiste en que se incluya en una agenda electoral los comicios presidenciales, contempla rescatar la ruta electoral que eventualmente conducirá a la escogencia del Jefe de Estado, pero ya la salida no se asume como inmediata.

Acuerdo continúa una serie de acciones con un mismo objetivo

Freddy Guevara, coordinador nacional encargado de VP, aseguró a TalCual que la propuesta no significa un cambio en la estrategia del partido y, en cambio, explicó que se trata es de plantear mecanismos adecuados en los momentos que sean necesarios, pero siempre enmarcados en el objetivo de impulsar un cambio político en el país.

“Yo no lo llamaría un cambio de estrategia desde 2014. Desde ese año para acá impulsamos, primero, “la salida”; luego, en 2015, el proceso parlamentario; en 2016 estuvimos con el referendo revocatorio presidencial; luego hubo un proceso de negociación política en el que no participamos porque consideramos que no había condiciones, que era con (el expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez) Zapatero y en 2017 respaldamos la protesta de calle”, expresó Guevara, quien prosiguió enumerando que, a continuación VP asumió la decisión unitaria de participar en las elecciones regionales.

Resaltó que, en 2018, VP participó en un proceso de negociación con el gobierno de Nicolás Maduro del que el sector oficialista se separó finalmente (luego de nuevas sanciones impuestas por la administración de Donald Trump) y que en 2019 iniciaron el camino de Juan Guaidó, con el gobierno interino, y también vino Oslo (conversaciones con la mediación de Noruega) «donde planteamos un gobierno de emergencia nacional”.

Acuerdo no impedirá mantener posiciones duras

Guevara indicó que existe una matriz de opinión según la cual Voluntad Popular ha cambiado su posición, cuando es un partido del que se dice que está “casi que en la guerrilla”, pero que tal conclusión no es cierta.

“Obviamente siempre seguiremos planteando las posiciones duras que haya que plantear, pero no se trata de ser duro solo por ser duro. Se trata de plantear los caminos que sean adecuados para los momentos necesarios y el momento cuando implicaba tomar las calles, las tomamos, y cuando implicaba tomar posiciones como con el gobierno interino lo tomamos, y cuando toca momentos de negociación lo planteamos”, detalló el dirigente.

Insistió en que la propuesta del acuerdo de salvación nacional no tiene que ver necesariamente con un cambio de estrategia sino con un foco: “Siempre hemos planteado que cualquier proceso de negociación a juro necesita presión y este proceso de negociación que estamos planteando hoy en día no sería posible si no se hubiese generado todo lo anterior”.

Hechos diferentes a los dichos

-El presidente de la AN del chavismo, Jorge Rodríguez, afirmó que había disposición del sector oficial para participar de un diálogo, pero dijo que eso estaba supeditado a que la oposición reconociera los crímenes que había cometido contra el país ¿Cómo ve esa posición?

-Tanto Jorge Rodríguez como Diosdado Cabello han estado planteando posiciones duras. Ellos tienen que hablarle a sus bases; así que lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace, y el régimen, en los hechos, ha manifestado estar de acuerdo con iniciar un proceso de negociación porque sabe que la negociación que montaron con los otros sectores (mesa de diálogo nacional y partidos intervenidos por el TSJ) bien sean los «alacranes» o que no representan la unidad, no les van a resolver la crisis a ellos.

-El punto que evitó que se llegara a un acuerdo en Barbados fue el referido a realizar una elección presidencial. El sector cuya cabeza visible es Juan Guaidó mantuvo su posición de que se realizaran y el gobierno se negó rotundamente. Actualmente Guaidó afirma que el acuerdo pasa por un cronograma que incluya elecciones presidenciales. ¿Si el sector de ustedes puede dejar de lado este punto, qué tendría que dar Nicolás Maduro a cambio para eso?

-Hasta en su retórica aguda han dicho tiene que haber elecciones presidenciales en 2024, así que no han negado que las vaya a haber. El tema no es que haya elecciones, sino las condiciones en que ocurran y cuándo. Nosotros, obviamente queremos que sean lo antes posible porque ese es el origen de la crisis. Es parte del proceso, no debemos evaluar al régimen por lo que dice sino por lo que hace y ellos están muy conscientes que el camino que ellos han planteado perjudica al país. A nosotros nos perjudica, pero también a ellos y no hay forma de solucionar esto si dentro de una negociación integral y un acuerdo de salvación nacional no se toma en cuenta cómo el pueblo vuelve a elegir quién lo gobierna.

Lea también: Analistas: Propuesta de negociación de Guaidó es una brazada para mantenerse a flote

Chavismo sufre contradicciones  lo a interno

-Cuando Juan Guaidó presentó el acuerdo de salvación nacional, Nicolás Maduro dijo que aquél sería bienvenido si se incorporaba a los diálogos que ya existen, de lo que se puede deducir que no ve a Guaidó como un interlocutor, sino como un actor más en procesos de diálogo ya en curso. Si esa es la postura del mandatario ¿cómo puede aspirarse a una negociación?

-Al día siguiente dijo otra cosa «yo me sumo a la UE, Noruega, donde quieran, como quieran allí estaré». Van para atrás y para adelante pero en el fondo tienen una gran contradicción interna porque le han vendido a su gente que ellos ganaron, nos derrotaron, que ya, listo, perdió (Donald) Trump y todo se solucionó y en la realidad saben que es insostenible esta situación para todos, incluyéndolos a ellos, y que están obligados a negociar con los actores que realmente pueden buscar esto y destrabarlo, ellos podrán negociar todo lo que quieran con los “alacranes”, pero con ellos no van a lograr un acuerdo que resuelva la crisis

-Hay una información del Washington Post, que cita Últimas Noticias, según la cual el presidente de EEUU, Joe Biden, dio plazo a Juan Guaidó para llegar a un acuerdo con Nicolás Maduro antes del 1° de diciembre. ¿Es esto cierto?

-Falso, pura paja.

 

Por: Tal Cual Digital
Fecha de publicación: 2021-05-22 06:00:19
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.