Exclusiva ND | Testigos del caso Ángela Aguirre no han declarado todavía porque no quieren, según padre de imputada

Mario Nicieza, padre de Dayana Nicieza, imputada y encarcelada por el sonado caso de Ángela Aguirre, la adolescente hallada muerta cerca de un balneario en Puerto Ordaz en 2019, reaccionó a la solicitud que hicieran familiares de la víctima quienes piden al TSJ que «facilite los medios para el traslado de testigos» y así «acelerar el juicio».

Este 26 de marzo se cumplieron dos años de la muerte de Ángela Aguirre. El juicio avanzaba con mediana normalidad hasta que con la llegada de la pandemia por Covid-19 se retrasó el proceso. Las audiencias estuvieron paralizadas hasta que la Administración de Maduro decretó la semana de cuarentena flexible. Desde entonces, las audiencias se llevan a cabo cada lunes de flexibilización.

Familiares de Ángela Aguirre solicitaron al TSJ que garantice el traslado de testigos «claves» desde el estado Bolívar a Caracas para «poder alcanzar la sentencia final». Yerlis Yaguare, madre de Ángela, explicó que debido a la pandemia y a la crisis de combustible le están pidiendo hasta 200 dólares por trasladar a cada testigo. «Tenemos testigos muy importantes, pero no tenemos forma de llevarlos, es un gasto imposible para nosotros», dijo Yaguare a El Correo del Caroní.

En contacto telefónico con ND, Mario Nicieza, padre de una de las imputadas por el caso, aseveró que es la familia de Aguirre quien debe presentar los testigos, y que esto no es obligación del TSJ. «Han usado las redes sociales para victimizarse. La verdad es que el juez les dio un ultimátum: «presentan a los testigos o los excluimos».

«Son ellos quienes deben moverse. Ellos quienes deben buscar el traslado y llevar a los testigos. No lo han hecho porque no los tienen. Nadie quiere presentarse», enfatizó.

Según Nicieza, están esperando la decisión del juez para desestimar a los testigos.

Dayana Nicieza

Dayana Nicieza fue detenida por estar en el cumpleaños en el que desapareció Ángela. Se encuentra detenida en el Inof en los Teques, estado Miranda, junto a Joselyn Barreto. El delito: omisión al socorro y complicidad en el delito de femicidio.

Su padre comentó a ND que tiene más de un año que no la ve. «Las visitas están permitidas una sola vez al mes».

Lamentó que tanto Dayana como Joselyn están pasando por procesos degenerativos de salud sin ningún motivo.

«No ha podido moverse ni siquiera una medida cautelar, la parte querellante no ha presentado los testigos de base, entonces, me preguntó ¿a qué delitos se refieren? Ni siquiera han podido presentar a la patólogo forense que hizo la primera autopsia -que estableció violación-. Si quisieran que la patóloga declarara y es tan veraz su versión, ya deberían haberla trasladado», fustigó.

Dayana y Joselyn presentan descalcificación en los huesos, problemas estomacales, biliares, caída de dientes; y problemas respiratorios.

Desaparición y muerte de Angela Aguirre

El 23 de marzo de 2019, Angela Nohely Aguirre Yaguare, de 16 años, fue con el permiso de sus padres a la fiesta de cumpleaños de José Alberto Cedeño en el Club Ítalo-Venezolano de Ciudad Guayana. Según sus padres, ellos no sabían que quienes celebraban ese día irían en lancha a la isla “La Terecaya”.

Según la madre de Angela, perdieron contacto con ella a las 8 p.m. La llamaron infinitas veces y estaban desesperados sin saber qué hacer hasta que recibieron una llamada de la mamá del cumpleañero diciendo que «la niña se había caído de la lancha y no la encontraban». Todo lo que pasó a partir de ese momento fue «una pesadilla» para la familia Aguirre Yaguare. Inició un proceso para hacer valer la justicia que hasta el día de hoy no ha concluido.

Luego de tres días de búsqueda, el 26 de marzo de 2019, el cuerpo de Ángela flotaba río arriba. Es decir, a contracorriente, muy cerca del balneario “El Rey”. Allí estaba su cuerpo ya rígido con un traje de baño marrón y un chaleco salvavidas del mismo color. El mismo que llevaba en la última fotografía que Angela posteó.

El director general del Cicpc, Douglas Rico, publicó el 26 de marzo de 2019 en su cuenta de instagram que, a través de la necropsia, la causa de muerte fue por asfixia mecánica por inmersión con lesiones en las partes íntimas y hematomas el cuerpo de Ángela.

Días después, se realizó una segunda autopsia y el 29 de marzo Rico ofreció una rueda de prensa desde la Subdelegación Ciudad Guayana en la que indicó que el resultado de la segunda autopsia, que duró unas 4 horas y que fue realizada por la unidad científica del Ministerio Público, tomó un giro distinto. El cuerpo de la joven estaba boca abajo y por la posición se generó la lividez postmortem (coloración rojiza-amoratada debida a una acumulación de la sangre en esas zonas), además de rigidez cadavérica y la saponificación (abombamiento del cadáver).

De igual forma las pesquisas determinar que aún cuando Ángela tenía el chaleco pudo haberse ahogado accidentalmente porque el oleaje de noche es muy fuerte y por lo general estos artículos tienen un tiempo de vida. Por su parte, la familia de Ángela asegura que se trata de un femicidio y que la adolescente fue víctima de violencia sexual y física antes de morir.

Según la ley, el tribunal está en la obligación de hacer comparecer al testigo, pero también puede solicitar a quien lo propuso que coadyuve a su traslado, en este caso la parte querellante (familia de Aguirre).

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.