Autoridades policiales buscan banda de ladrones de carretera que amenazan de muerte y someten a las personas

Diario La Nación indica que detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas están trabajando en la identificación y captura de un grupo de delincuentes que se dedica a cometer atracos a vehículos particulares, de carga y pasajeros, que transitan hacia la zona de la frontera, los cuales son interceptados en la zona de Capacho, Apartaderos y La Mulera, por motorizados armados que, bajo amenaza de muerte, someten a las personas para despojarlas de dinero y objetos de valor.

Pese a que las investigaciones se desarrollan bajo el más estricto hermetismo, trascendió que las comisiones ya tienen varios días trabajando en la zona y que un incidente de carácter fortuito, ocurrido en horas de la tarde del 19 de mayo, con un funcionario del Cicpc, permitió a los investigadores obtener pistas de importancia.

Intento de atraco a detective

Los hechos ocurrieron pasadas las cinco de la tarde del miércoles, 19 de mayo, en el sector de Llanitos, vía a Capacho, donde dos sujetos armados que se desplazaban en una motocicleta intentaron detener y atracar a un detective del Cicpc, adscrito a la delegación estadal Táchira, quien en un vehículo de uso particular se dirigía a Capacho, acompañado de un amigo. A la altura de la escuela de Llanitos, los dos sujetos se les acercaron y el hombre que iba de acompañante le ordena parar, al tiempo que le apunta con una pistola. El funcionario, al ver amenazada su integridad física, también saca a relucir su arma, lo que da origen a un intercambio de disparos durante el cual resulta herido uno de los tripulantes de la motocicleta, que al perder el equilibrio cae el pavimento, dijo un funcionario del Cicpc.

El “parrillero” logro escapar, abandonando en el lugar a su compañero herido, en tanto que el detective presta auxilio al lesionado, trasladándolo al área de emergencias del Hospital Central, donde se produce su fallecimiento, poco después de ser ingresado. Quedó identificado como Eduardo Arturo Guevara Valverde, de nacionalidad venezolana y 34 años de edad, con residencia en Baruta, estado Miranda.

No obstante, los investigadores del Cicpc incrementaron las averiguaciones en relación a la persona fallecida y se logra establecer, mediante análisis dactilares, que la cédula de identidad a nombre de Guevara Valverde no le correspondía, por cuanto su verdadero nombre es Yúnior Isaac Sepúlveda Molina. Un familiar dijo que el ahora occiso utilizaba una cédula falsa para identificarse porque temía ser detenido por incumplimiento de una medida de beneficio procesal. Yúnior Isaac Sepúlveda Molina debía presentarse cada determinado tiempo en un tribunal, donde

se le seguía juicio por el delito de homicidio, pero no cumplió con las condiciones de la libertad condicional y dejó de presentarse, por lo que se encontraba en condición de solicitado.

Delincuentes foráneos 

Las investigaciones desarrolladas por los detectives del Cicpc han permitido obtener información sobre los delincuentes, que ya en varias oportunidades se han enfrentado con las autoridades policiales. En los archivos aparecen registrados al menos tres tiroteos con funcionarios de la Policía del estado Táchira y efectivos del Cicpc, en incidentes armados que han dejado el saldo de varios sospechosos abatidos.

En este caso en particular, los detectives trabajan en la identificación del delincuente que logró escapar y verifican los seriales y la matrícula de la motocicleta que era utilizada para cometer los robos. Pese a que la misma fue quemada por vecinos de Llanitos, que le prendieron fuego como represalia por los delitos cometidos en la zona, se ha logrado obtener información suficiente para realizar un rastreo de la misma.

Pese al silencio de los investigadores, se supo que existen buenas pistas para la identificación y captura de los ladrones y que estos, en su mayoría, son delincuentes foráneos que llegaron de la capital y centro del país para delinquir en la zona de frontera.

El grupo delictivo no solo es responsable de atracos y robos de vehículos, sino que también se le atribuyen varios casos de homicidio, entre los cuales se encuentra el pasajero de un autobús tipo expreso que fue interceptado en el sector de Rancherías, donde le dispararon cuando opuso resistencia al robo, además de la muerte de dos personas en el sector del páramo La Laja, también en un atraco; igualmente, la muerte de una mujer en Apartaderos y el homicidio, en la misma zona, de un funcionario del Cicpc, cuyo vehículo se accidentó en horas de la noche, cuando regresaba de San Antonio del Táchira y fue abordado por sujetos armados que lo asesinaron cuando se percataron que se trataba de un funcionario policial.

Analizan evidencia

De momento se está trabajando con evidencia puntual, entre la cual se encuentra: una pistola, marca Pietro Beretta, calibre 765; varios casquillos del mismo calibre, casquillos calibre 9 milímetros, un casco de motorizado, y una motocicleta marca MD, modelo HJ-150, color azul, placa AC3C84V, entre otros objetos que fueron colectados cerca de la escuela de Llanitos, donde ocurrió el enfrentamiento.

Se supo de manera extraoficial que una de las bandas es conocida como “Los Centrales”, por el origen de los individuos que la conforman.

Fuente: Diario La Nación

Por: Caraota Digital
Autor: Redacción Caraota Digital
Fecha de publicación: 2021-05-24 03:10:28
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.