Varios países de la UE convocan a embajadores bielorrusos por el aterrizaje forzado de un vuelo europeo

Varios países de la Unión Europea, entre ellos Bélgica, Polonia y República Checa, han convocado a los embajadores de Bielorrusia en sus capitales como primer gesto de protesta después de que el régimen de Alexander Lukashenko forzara el domingo a un vuelo de la irlandesa Ryanair a aterrizar en Minsk para detener a un periodista disidente, Roman Protasevich.

«Los actos injustificables e inaceptables cometidos en las últimas horas no quedarán sin consecuencias. Protasevich debe ser liberado de inmediato», ha escrito en su cuenta de Twitter la ministra de Exteriores belga, Sophie Wilmès, al anunciar la convocatoria del embajador bielorruso.

Wilmès ha aprovechado el mensaje para reiterar también el «apoyo a las aspiraciones democráticas de los bielorrusos», un respaldo que será también trasladado al diplomático convocado.

República Checa, por su parte, ha convocado al embajador bielorruso en el país, Valery N. Kurdyukov, para trasladarle la «firme protesta» por una acción que podría violar el Derecho Internacional de la aviación civil y que «no puede quedar sin respuesta», según ha informado el Ministerio de Exteriores checo en un comunicado.

«República Checa insistirá en una investigación internacional exhaustiva sobre este grave incidente, que puso en peligro la vida de los pasajeros y la tripulación y que las autoridades bielorrusas utilizaron indebidamente para perseguir a uno de sus críticos», indica la misma nota.

Polonia ha sido otro de los Estados miembro que antes han reaccionado, con la convocatoria inmediata del encargado de negocios de Bielorrusia en su territorio, para comunicarle también la «firme protesta» por el aterrizaje forzado del vuelo de Ryanair.

El incidente fue condenado de inmediato por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, y anunciaron que la respuesta de la Unión Europea será examinada este mismo lunes en la cumbre que reúne en Bruselas a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, porque se trata de un suceso «inaceptable e ilegal» que «no puede quedar sin consecuencias».

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha emitido una declaración en nombre de los Veintisiete condenando lo sucedido, apelando a una investigación internacional para aclarar si se ha violado el Derecho Internacional e instando a la liberación inmediata del periodista detenido.

«Llevando a cabo este acto coercitivo, las autoridades bielorrusas han puesto en riesgo la seguridad de los pasajeros y la tripulación», ha considerado el jefe de la diplomacia europea, quien ha apuntado que la UE estudiará sanciones contra los responsables.

Europa Press

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.