Hay médicos cobrando hasta $300 por incluir personas en jornadas de vacunación en hospitales de Maracaibo

Un doctor que vive en Maracaibo denunció que algunos colegas cobran entre 200 y 300 dólares por incluir a conocidos en jornadas de vacunación dentro de hospitales públicos de la ciudad.

“Somos el único país del mundo que no tiene un plan establecido de vacunación. No hay vacunas, pero todo el mundo las está vendiendo. Hay un plan de vacunación clandestino, no uno establecido. Es como la gasolina”, que escasea en las estaciones de servicio, pero se halla en mercados negros», dijo a la Voz de América.

El doctor Julio Castro contó que amigos le confesaron que les llamaron para ofrecerles llevarles la vacuna hasta sus hogares a cambio de dinero. “Delivery de vacuna. La primera pregunta que debes hacerte es cuál es la cadena de custodia de la inyección. ¿Cómo llegó hasta mí? ¿De dónde sale? Eso es una mala señal”, expresó.

Julia*, una venezolana de 64 años que sufre de hipertensión arterial, pagó 20 dólares por una vacuna clandestina, antes que esperar semanas o meses más por su turno en el plan de inmunización de Maduro. Tras pagar la suma en efectivo, recibió la vacuna hace pocos días en un Centro de Diagnóstico Integral en el oriente del país.

Una enfermera que había atendido a su esposo durante una complicación oncológica, un año atrás, le ayudó a conseguir “la cita”. “Sentía que, si no lo hacía, no iba a llegar a vacunarme tan pronto”, dijo. “Me sentí con miedo de contagiarme y complicarme. Por eso, cuando se dio esa opción, inmediatamente dije que sí”.

En Caracas también hay casos. Adela recibió una invitación en el grupo de mensajería de su edificio, en una urbanización de clase media. «A las 4:00 de la tarde de ese día, una enfermera llevaría varias dosis de la vacuna Sinopharm para aplicarlas a domicilio a quienes desearan, a cambio de 40 dólares y con la garantía de contar con la segunda dosis, semanas luego».

Leyó el mensaje con indignación. 7 de sus vecinos pagaron y se inmunizaron. Ella, en cambio, sintió temor y vergüenza, dice. “Es una vagabundería”, comentó a la Voz de América, mientras reivindicaba la memoria de parientes y médicos amigos que han fallecido por coronavirus.

Pulse aquí para leer la nota completa en VOA

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.