Unos 120.000 desplazados en Birmania por combates

Unas 120.000 personas a lo largo de Birmania se han visto desplazadas de sus hogares por los combates entre el Ejército con diferentes guerrillas étnicas desde el golpe de Estado militar del 1 de febrero, según datos de Naciones Unidas.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) apunta en su última actualización la necesidad urgente de bienes de primera necesidad, como comida, ayuda, medicina y refugio para miles de personas atrapadas en áreas de conflicto.

Los enfrentamientos que comenzaron en abril y continúan a día de hoy entre las Fuerzas Armadas y los rebeldes del Ejercito Karenni junto a grupos de civiles armados, en el oriental estado Kayah, han obligado alrededor de 46.000 personas a refugiarse en la selva y campos de desplazados internos.

El Ejército ha enviado refuerzos esta semana a la región después de que el pasado domingo al menos 40 soldados perdieran la vida en el asalto de combatientes disidentes contra una comisaría y un convoy militar.

En el suroriental estado Karen, el Ejército se ha topado desde el golpe de Estado con una férrea oposición por parte del Ejercito de Liberación Nacional Karen y cuyos combates mantienen a 45.000 personas desplazadas, apuntan los datos recabados por ACNUR.

En el estado Chin, colindante con India, unas 9.000 personas han huido, la gran mayoría de la ciudad de Mindat, sobre la que los soldados dispararon a mediados de mes artillería pesada durante el asedio para derrotar a la guerrilla Fuerza para la Defensa Chin.

Además 8.500 personas permanecen desplazadas desde marzo por los combates en el estado Kachin (norte), mientras que otras 8.400 se encuentran en campos de refugiados en el estado Shan (noroeste) a raíz de los enfrentamientos entre el Ejército, apoyado por grupos locales, y fuerzas rebeldes.

También se registran desplazados, aunque en un menor número, en el sureño estado Mon y la región central de Bago.

Una mayor autonomía es la reivindicación principal de casi todas las minorías étnicas, incluidos chin, kachin, karen, kokang, kayah, mon, rakáin, shan y wa, que juntas representan más del 30 % de los 54 millones de habitantes del país.

Muchas de estas guerrillas étnicas han expresado su rechazo al sublevamiento militar que derrocó al gobierno encabezado por la nobel de la paz Aung San Suu Kyi y terminó con la incipiente democracia en Birmania.

Al menos 831 personas han perdido la vida tras el golpe a raíz de la brutal represión ejercida por las fuerzas de seguridad contra manifestaciones pacíficas, según cifras de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos.

El Ejército justifica el golpe de Estado por un supuesto fraude electoral en los comicios de noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que cuentan con el aval de los observadores internacionales.

800Noticias

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.