Propietario del invadido edificio Dolores permanece adentro, enfermo y en silla de ruedas

1190414

Caracas.- Luego de que el jueves 27 de mayo algunas personas extrañas, que presuntamente son miembros de los denominados colectivos, invadieron el edificio Dolores, ubicado en la esquina del mismo nombre en la parroquia Santa Teresa del municipio Libertador, su propietario permanece adentro con problemas de salud y en silla de ruedas.

Una de las vecinas, que prefirió no ser identificada y que desde hace 30 años se desempeña como comerciante en la zona, le dijo a El Pitazo que el dueño del edificio Dolores es Juan Danielo Barbuzano, una persona de avanzada edad, de origen canario, «pero venezolano por adopción y un buen ser humano».

Detalló que la mañana del jueves 27 de mayo todo sucedió muy rápido después de que un grupo de sujetos, de los que no tiene certeza del número exacto, entraron violentamente al edificio y golpearon al hijo del propietario y le causaron una fractura en la nariz. «Allí viven tres familias, incluido el dueño y sus parientes, y dos familias más, aparte del conserje. Al principio no dejaban entrar ni salir a nadie. Adentro había niños y sus madres estaban afuera. Ellas estaban desesperadas por entrar, hasta que finalmente le permitieron el acceso. Y a los niños se los llevaron a otra parte, por seguridad», detalló.

Lea también: Actriz Norma Monasterios denuncia que invasores se han apoderado de edificio donde habita

Asimismo, la vecina afirmó que ahora los invasores permiten la entrada y salida de las personas que residen en el edificio. «Ellos mismos les abren la puerta principal que se encuentra cerrada con cadenas y candados, pero no pueden entrar y salir con mucha frecuencia», aseveró.

La fuente manifestó sentirse muy apenada con la situación por la que está atravesando el propietario del edificio, «porque él es un señor mayor, está delicado de salud y ya casi no puede caminar, por lo que tiene que moverse en silla de ruedas». Desestima que se lleve a cabo el desalojo de los individuos que tomaron estas instalaciones residenciales. «¿Tú crees que alguna autoridad va a venir? No lo han hecho hasta ahora desde que invadieron, y no creo que vayan a venir. Ya ha ocurrido en otras partes donde estos colectivos invaden la propiedad privada y así se queda», expresó.

«Es doloroso y muy lamentable que los invasores piensen que el patrimonio material de algunas personas les cayó del cielo y que desconozcan que detrás de todo eso hay muchos años de trabajo y sacrificios», afirmó la vecina.

El conserje del edificio Dolores también se dedica a la venta de plátanos en los alrededores de esta unidad habitacional. Cuando se le consultó, se negó a dar declaraciones. También hubo negativa de otros vendedores informales, quienes alegaban no saber nada.

Solo uno de ese grupo de vendedores, que pidió el anonimato, aseveró que ha observado la presencia de varios miembros de colectivos armados. «Esos tipos se creen todopoderosos; de hecho, uno dijo en voz alta que si a él le daba la gana, rompía esta pared (la fuente señaló un local frente al edificio Dolores) y se metía ahí», comentó.

Jhon Pedraza RodríguezVista_3

Por: El Pitazo

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.