La mujer que dio a luz a trillizos con 5 días de diferencia

Una mujer de 33 años, oriunda de Nueva York, dio a luz a trillizos con la particularidad de que sucedió en dos décadas distintas ya que los mismos nacieron con cinco días de diferencia entre los últimos días diciembre de 2019 y los primeros de enero de 2020. Ahora, Kaylie DeShane, tiene el record mundial del intervalo más largo entre el nacimiento de trillizos.

Su primer bebé nació el 28 de diciembre de 2019 y los siguientes dos trillizos nacieron cinco días después, el 2 de enero de 2020. A su primogénito se le dio un nueve por ciento de posibilidades de sobrevivir después de llegar prematuramente. A pesar de las probabilidades asombrosamente bajas, los trillizos Rowan, Declan y Cian sobrevivieron y ahora tienen 17 meses.

“Después de intentar quedar embarazada durante cuatro años con mi esposo Brandon, decidimos probar la FIV. Ya tenemos un hijo adoptivo, Holden, de siete años, y una hijastra, Naveah, de 12, pero queríamos un hermano para ellos. Decidimos colocar dos embriones en lugar de uno solo porque pensamos que tendríamos más posibilidades de tener un bebé. Nos dijeron que había un 10 por ciento de posibilidades de que terminara siendo gemelos y un uno por ciento de posibilidades de que fuera un embarazo de trillizos”, explicó la mujer.

“Cuando nos enteramos de que íbamos a tener tres bebés, nos sorprendimos mucho, pero fue increíble. Hubiéramos sido felices con un bebé, y ahora estábamos teniendo tres”, afirmó. A Kaylie le dijeron que su embarazo era de alto riesgo y le aconsejaron que interrumpiera a los dos bebés idénticos de los trillizos para que el restante tuviera más posibilidades de sobrevivir. A pesar de la advertencia, decidió no hacerlo y continuó con su embarazo de trillizos.

“Estaba tan asustada porque solo tenía 22 semanas de embarazo, no tenía idea de si los bebés sobrevivirían si nacieran en este punto del embarazo”, relató la consejera. Después de regresar al hospital y pasar la noche, Kaylie se despertó a la mañana siguiente con pérdidas. Dijo que lo siguiente que supo fue que Cian estaba saliendo. Recuerda que los médicos gritaban y no sabían si el bebé estaba vivo.

“Lo vi por una fracción de segundo antes de que lo llevaran a la unidad de cuidados intensivos  neonatales. Era tan pequeño que no podía creerlo. Pesaba 450 gramos. Me quedé allí esperando a que llegaran los próximos dos bebés, pero no pasó nada. Los médicos me explicaron que querían retrasar el parto del próximo bebé el mayor tiempo posible porque era muy temprano. El hospital nunca había tenido bebés de 22 semanas que sobrevivieran y Cian solo tenía un nueve por ciento. Después de pasar cinco días en trabajo de parto con 10cm de dilatación, nacieron los otros dos: Declan y Rowan”, relató la mujer.

Luego de pasar cuatro meses en neonatología, los bebés lograron tener un estado de salud acorde para poder estar con su madre en el hogar. “Todos respiran perfectamente y están creciendo a la perfección. Están sanos, prósperos e incluso están cerca de caminar, lo cual es increíble porque nunca estuvimos seguros de que iban a lograrlo. Estoy muy orgulloso de ellos por la pelea que pelearon”, concluyó Kaylie.

 La Nación

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.