Detectan anticuerpos de por vida contra Covid-19 en pacientes que lo han superado

Es el tesoro más preciado: después de haber superado Covid-19, «armarse» de inmunidad contra esta infección. He ahí una de las grandes incógnitas, saber cuánto tiempo dura dicha armadura. Se ha podido constatar que la protección que nos confieren los anticuerpos trascienden, al menos, seis meses y ahora, un nuevo estudio ha descubierto que en los casos leves, un tipo de células inmunes empiezan a fabricar anticuerpos contra el coronavirus de por vida.

El hallazgo no podría ser más esperanzador. De hecho, hay numerosos grupos de científicos centrados precisamente en esta línea de investigación desde los primeros meses de pandemia. El verano pasado, por ejemplo, un trabajo conjunto entre el Instituto Karolinska y el Hospital Universitario Karolinska de Estocolmo (Suecia) mostraba que muchos de los afectados leves de Covid o asintomáticos desarrollaban la llamada «inmunidad mediada por células T» al coronavirus. A veces, incluso a pesar de dar negativo en anticuerpos en las pruebas serológicas.

Es decir, aunque dichos anticuerpos vayan decayendo, podríamos confiar en una inmunidad más persistente. También podría significar que aquellos afectados que no reflejen anticuerpos después de haber superado la infección, también podrían estar protegidos. Así, si esto se confirmara, probablemente, un mayor porcentaje de la población de lo estimado (con las pruebas de anticuerpos rutinarias) habría desarrollado inmunidad contra el SARS-CoV-2. Serían buenas noticias y a tenor de los últimos resultados que acaba de publicar la revista científica ‘Nature’, todo parece apuntar en la misma dirección.

No obstante, cabe recordar que son trabajos con muestras limitadas. En el ensayo más reciente (el de ‘Nature’) se han analizado los casos de 77 pacientes leves. A partir del cuarto mes tras la infección, en todos ellos se observaba que los anticuerpos empezaban a reducirse notablemente, aunque después continuaban presentes en la sangre hasta casi un año después.

Lo novedoso de este estudio es que los autores decidieron examinar por primera vez la presencia de células plasmáticas de larga duración en la médula ósea. La misión de este tipo de células comienza con la entrada de una amenaza en el organismo, Covid-19 en este caso. Pasada la infección, la mayoría de éstas viajan a la médula ósea, «donde secretan continuamente niveles bajos de anticuerpos en el torrente sanguíneo», tal y como explica el principal investigador de este trabajo, Ali Ellebedy, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis (EEUU).

 El Mundo

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.