Ocumare del Tuy | Hermano de “el Indio” cobra venganza luego de su muerte

1196342

Caracas.- La madrugada del jueves, 3 de junio, los habitantes de la urbanización Araguita de Ocumare del Tuy, estado Miranda, fueron testigos de la delgada línea que separa la vida de la muerte. El cadáver de José Alexander Anzola estaba en la calle principal del barrio Simón Bolívar de Araguita. El día anterior, Anzola había conversado con algunos de sus amigos. Nunca imaginó que sería la última vez.

LEE TAMBIÉN

Cicpc: líder de banda delictiva de Ocumare era investigado por 20 homicidios

“Uno se protege cuando escucha los disparos; nos escondemos debajo de las camas, por si acaso alguna bala perdida atraviesa nuestras casas y, mientras tanto, el miedo nos descontrola pensando que algún familiar pueda ser la víctima del ataque. Y así hemos vivido los últimos años, cuando no es el hampa que se enfrenta, es la policía que arremete contra el que esté atravesado en su camino, si andan buscando a algún malandro”, contó un residente del sector bajo el anonimato.

Mientras el cadáver de Anzola era resguardo por la policía local, en espera de una comisión del Cicpc que recabara las evidencias de interés criminalístico y lo trasladara a la morgue, otras detonaciones quebrantaron la paz vecinal. En esta ocasión los disparos no se escucharon tan cerca, pero el miedo y la incertidumbre fueron los mismos.

A los minutos la policía reportó otro muerto. En esta oportunidad el hecho ocurrió en la calle principal del sector La Y de Los Alpes, el cual colinda con la urbanización Araguita. El individuo no portaba documentos. En su cuerpo se observaron varias perforaciones causadas por proyectiles.

Aunque los crímenes ocurrieron en lugares distintos, tenían un punto en común: fueron cometidos por el Bemba y sus compinches, según informó la policía, en venganza por la muerte de “el Indio”. “Este grupo tiene fusiles entre sus armamentos. De hecho, a Anzola le desfiguraron el rostro”, contó un policía que no quiso revelar su nombre y estuvo presente en la escena de ambos crímenes.

Eduardo José Solórzano Aquino, apodado “el Indio”, murió durante un procedimiento realizado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en el barrio Mamera I de la ciudad de Caracas, el 2 de junio. Allí estaba escondido.

Solórzano Aquino lideraba la organización delictiva que tenía el control hamponil en el barrio Simón Bolívar de Araguita y el sector Los Alpes. De acuerdo con lo informado por el director nacional del Cicpc, comisario Douglas Rico, estaba señalado en 20 homicidios, 5 secuestros y otros 3 delitos.

Ahora, su hermano, “el Bemba”, nuevo jefe de la banda, quiere cobrar su muerte y arremeter contra quienes considera que “vendieron” a su pariente con la policía. Mientras tanto, los vecinos siguen con miedo, porque el ruido de las balas cada día se hace más recurrente.

Redacción El PitazoSucesos

Por: El Pitazo
Fecha de publicación: 2021-06-05 12:40:01
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.