Cicpc pide a padres aumentar cercanía con sus hijos para combatir el grooming

1196810

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) recomendaron a padres y representantes aumentar las alarmas ante un delito cibernético conocido como grooming, el cual consiste en que adultos falsifican perfiles en redes sociales y se hacen pasar por niños o adolescentes para acercarse de manera sexual a los más pequeños de la casa.

La detective agregado Andrea Vivas, perteneciente a la División de Delitos Informáticos de la policía científica, explicó en el programa radial Vanguardia Informática que padres deben estar atentos ante cambios súbitos del ánimo y humor de sus hijos. Aseguró que esta señal puede ser un indicativo de que menores de edad puedan ser víctimas del grooming.

“Las víctimas cambian de ánimo, por ejemplo si se trata de un niño alegre y extrovertido este se aísla de su círculo social y familiar. En ocasiones intentan esconder sus teléfonos o conectarse a internet en horarios no habituales, también bajan el rendimiento académico y tienen episodios agresivos”, detalló la funcionaria.

Según lo detallado por la policía científica, el agresor estudia a sus víctimas ante de crearse un perfil falso. Indagan en sus gustos y copian perfiles en redes sociales similares para despertar interés.

Tras la figura de un aparente niño o adolescente, el criminal se acerca a su víctima en busca de, primero que nada, ganar su confianza. “Tras mostrar cercanía con la víctima van a lo que es su real objetivo: lograr que niños y adolescentes graben contenido íntimo bien sea para venderlo a grupos de pedófilos, usarlo como arma de chantaje o ambos”, explicó Vivas.

LEE TAMBIÉ

CLAVES | Venezuela registra 73 femicidios en lo que va de año

Abusadores también usan este mecanismo para concretar encuentros físicos con el fin de abusar sexualmente de las víctimas. “El grooming puede ser usado para la producción de pornografía infantil así como secuestros, trata de blanca y homicidios”, acotó.

El encierro ocurrido inmediato de la pandemia hizo del internet una ventana para que familias se comunicaran con el mundo exterior. Sirvió como alivio y distracción en la mayoría de los casos, pero también como puente hacia esta clase de depredadores sexuales.

La detective agregado invitó a padres a aumentar la vigilancia en los teléfonos y computadoras de sus hijos, pidió que fomentaran el vínculo de la confianza para poder estar al tanto de quiénes son las personas que están tras las pantallas de sus representados.

Puso a la disposición de la ciudadanía la sede de la División de Delitos Informáticos, ubicada en el edificio Icauca de la avenida Urdaneta en Caracas así como la dirección en Instagram de esta oficina @informaticoscicpc para recibir denuncias de este tipo.

Glorimar FernándezGran Caracas

Por: El Pitazo

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.