Número de fallecidos por el colapso de edificio en Miami se eleva a cinco

El saldo de decesos tras la catastrófica caída de un edificio de 12 plantas en Surfside subió a cinco este sábado, mientras que cientos de socorristas continuaban hurgando entre toneladas de hormigón y chatarra en busca de alguna señal de vida de las 156 personas que siguen desaparecidas.

La alcaldesa del Condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava, confirmó a eso de las 7 p.m. que encontraron un quinto cuerpo. Dijo que los expertos también reconocieron a otras tres de las víctimas mortales previamente registradas usando pruebas de ADN, pero por su privacidad no van a revelar sus nombres todavía.

Hasta el sábado, la Oficina local del Médico Forense solo había identificado a uno de los cinco muertos: Stacie Fang, quien tenía 54 años y murió en el Hospital Aventura tras sufrir trauma por fuerza contundente. Fang era la madre del niño de 15 años que fue sacado a las 6:05 a.m. del jueves de los desechos, la última persona en ser rescatada hasta ahora.

Los equipos de búsqueda y rescate en la localidad de Surfside, al norte de la Ciudad de Miami Beach en el sur de la Florida, lucharon la mayor parte del sábado contra un peligroso y nefasto incendio subterráneo —una condición que dificultó aun más su ya desafiante labor— pero lograron controlarlo por la tarde.

Usaron espuma, tecnología infrarroja, agua y otras tácticas para contener las ardientes brasas y minimizar la propagación del humo denso. Con maquinaria pesada, cavaron una zanja para aislar el siniestro.

Charles Burkett, el alcalde de Surfside, dijo al Herald que lo más probable es que el fuego se originó debido al combustible derramado de los carros que fueron aplastados.

Sin embargo, pese a los obstáculos, los rescatistas y las familias de los afectados no dejaron que su fe de encontrar a más sobrevivientes entre las ruinas se debilitara. Los profesionales indicaron que por medio de los huecos y hendeduras se ha podido filtrar suficiente aire para permitir tal milagro.

“Lo más importante aquí es la esperanza, eso es lo que está impulsando mis decisiones en este momento, durante esta situación extremadamente difícil”, dijo Alan Cominsky, el jefe del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, en una rueda de prensa el sábado por la mañana junto a un grupo de políticos.

El inmueble frente al mar, llamado Champlain Towers South y ubicado en 8777 Collins ave., se derrumbó sobre la 1:30 a.m. del jueves, enterrando a más de un centenar de personas que dormían en su interior.

Las autoridades confirmaron que 127 personas que vivían o trabajaban en el edificio están a salvo, pero 156 figuran como desaparecidas — al menos 36 de las cuales provenían de Latinoamérica y el Caribe, ciudadanos de Colombia, Cuba, Chile, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Puerto Rico y Argentina.

REINA LA INCERTIDUMBRE EN SURFSIDE

No muy lejos del sitio del incidente, los habitantes que quedan en la torres hermanas del edificio derrumbado intentaban decidir el sábado si evacuarían o no. El complejo de condominios Champlain consiste de tres torres residenciales: la del Norte, la del Sur y la del Este.

El colapso parcial se dio en algunas unidades de la torre Sur. Las torres Norte y Este continúan albergando residentes. La torre Norte se construyó el mismo año de 1981 que la torre Sur.

Burkett dijo que no está en pie una orden de evacuación obligatoria, pero si alguien se quiere ir puede hacerlo con ayuda de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

“Parece haber un consenso de que no queremos que nadie haga nada obligado”, dijo Burkett. “Lo que queremos hacer es darles opciones y hacer que se sientan seguros. Y mantenerlos a salvo”.

A seis cuadras al norte, en el centro de reunificación familiar — el epicentro de la incertidumbre — en el Grand Beach Hotel Surfside, la falta de noticias llevó a muchos a refugiarse en la religión este sábado.

A eso de las 8 a.m., 16 miembros de Legendarios, una organización cristiana del sur de la Florida, llegaron al centro con donas y bebidas. Formaron un círculo de oración en la acera y oraron antes de caminar hacia las ruinas del edificio.

“La comunidad se ha unido de maneras tremendas. Solo queríamos agregarle la parte de oración”, dijo Mauricio Jaramillo, miembro de la organización. “Hemos hablado con un par de personas sobre lo que ha estado pasando, sin saber qué está pasando. Hay muchas preguntas. La gente quiere respuestas y estamos aquí para orar por ellas”.

¿POR QUÉ SE CAYÓ EL EDIFICIO DE APARTAMENTOS?

No se sabe aún qué ocasionó el desastre en la torre de Champlain, pero eso podría cambiar pronto.

Un equipo de científicos e ingenieros del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, una sub-agencia poco conocida del Departamento de Comercio de EEUU que investigó el atentado de las Torres Gemelas después del 11 de septiembre de 2001, acudió el viernes al sitio de Surfside. Su objetivo: decidir si su agencia investigará la causa o no.

Asimismo, nuevos detalles respecto al edificio surgieron el viernes que pueden comenzar a explicar un poco más el suceso.

En un informe de 2018 sobre Champlain Towers South, un ingeniero señaló un “error mayor” que se remonta al origen del edificio, donde la falta de drenaje adecuado en la terraza de la piscina había causado “daños estructurales importantes”, según los registros publicados el viernes por la noche por Oficiales de Surfside.

No quedó claro de inmediato si el problema se solucionó desde 2018 o si, en última instancia, podría haber contribuido al derrumbe del jueves.

REVISIÓN AGRESIVA‘ DE OTROS EDIFICIOS EN MIAMI-DADE

Por su parte, Levine Cava dijo que desconocía el contenido del informe de 2018 y que ordenó una auditoría inmediata de todos los edificios en el condado que tienen más de 40 años de haber sido construidos y más de cinco pisos, así como los que fueron hechos por la misma constructora que se encargó del complejo de condominios Champlain Towers.

“Queremos asegurarnos de que cada edificio haya completado su proceso de recertificación”, dijo, refiriéndose al requisito local de que todos los edificios sean inspeccionados para verificar su integridad estructural a sus 40 años. “Queremos actuar con rapidez para remediar cualquier problema que pueda haberse identificado en ese proceso”.

No está claro cuántos edificios se revisarán, pero Levine Cava dijo que la revisión se llevará a cabo “dentro de los próximos 30 días, comenzando ahora mismo”.

La mayoría de las torres residenciales en Miami-Dade — 70.2% del total de 1,016,653 viviendas unifamiliares, condominios y edificios de apartamentos del condado — se construyeron antes de 1990, dos años antes de que se actualziara el código local de construcción tras el devastador paso del huracán Andrew.

Levine Cava pidió a las ciudades locales que ayuden con la “revisión agresiva” de todos los rascacielos.

Fuente: El Nuevo Herald

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.