Confirman en Italia la condena para los exmilitares chilenos del Plan Cóndor

La Justicia de Italia ha ratificado la condena a cadena perpetúa para tres exmilitares chilenos a los que se juzgaba en rebeldía por su implicación en la desaparición de italianos en el Plan Cóndor, la represión en América Latina en las décadas de 1970 y 1980, indicaron este jueves a Efe fuentes próximas al juicio.

El coronel Rafael Ahumada Valderrama, el suboficial Orlando Moreno Vásquez y el brigadier Manuel Vásquez Chauan habían sido sentenciados a cadena perpetua por el Tribunal de Apelación de Roma en julio de 2019, una condena que ha quedado confirmada después de que su abogada no haya presentado recurso ante el Tribunal Supremo.

La máxima Corte tiene previsto celebrar el próximo 8 de julio la audiencia en la que se esperaba el veredicto final sobre los 24 jerarcas y militares de Bolivia, Chile, Uruguay y Perú condenados en primera instancia en 2019, incluidos los tres exmilitares chilenos.

Cuando el Supremo envió las actas a las partes del juicio, éstas se percataron de que, por alguna razón desconocida, la abogada de los tres, Valentina Perrone, no presentó el recurso, lo que convertía en firme la sentencia emitida por Apelación, según las fuentes.

La Fiscalía de Roma ya ha enviado órdenes de arresto al Gobierno chileno para Ahumada Valderrama, Moreno Vásquez y Vásquez Chauan, que fueron condenados por el homicidio y la desaparición de los cuerpos de los ciudadanos italianos Omar Venturelli y Juan Josè Montiglio, añadieron.

El próximo 8 de julio el Supremo debe pronunciarse sobre las otras condenas a cadena perpetua emitidas en julio de 2019 por el Tribunal de Apelación de Roma, en segunda instancia, contra un total de 24 jerarcas y militares de Bolivia, Chile, Uruguay y Perú.

Ahora deberá pronunciarse sobre 19, ya que, además de los tres condenados en firme, otros dos han fallecido en este tiempo: el que fuera ministro del Interior durante la dictadura de Bolivia, Luis Arce Gómez, y el uruguayo José Horacio “Nino” Gavazzo Pereira.

El veredicto final es especialmente importante para el único de los acusados que actualmente reside en Italia, el exmilitar uruguayo Jorge Néstor Troccoli, de 69 años, que escapó de la Justicia de su país en 2007. En primer grado fue absuelto, y condenado en segundo.

El proceso en Italia arrancó en 1999 con la denuncia de algunos familiares de desaparecidos, un año después de que se ordenara la detención del dictador chileno Augusto Pinochet tras la investigación del juez español Baltasar Garzón.

En estas más de dos décadas se ha tratado de depurar responsabilidades por la desaparición de ciudadanos latinoamericanos con orígenes italianos, opositores políticos y activistas de izquierdas que desaparecieron en las sombras de la conocida como Operación Cóndor.

Italia emitió en el juicio de Apelación veinticuatro condenas a cadena perpetua, todas menos una, la de Troccoli, en contumacia, pues los acusados, muchos de avanzada edad, están en sus países, condenados o en libertad y no se personaron en Roma.

Además de los tres condenados en firme y los dos fallecidos ya mencionados, otro tres son de Perú: el expresidente Francisco Morales Bermúdez y los exmilitares Germán Ruiz Figueroa y Martín Martínez Garay.

Los chilenos, además de los tres condenados en firme, son siete: Hernán Jerónimo Ramírez Ramírez, Pedro Octavio Espinoza Bravo, Daniel Aguirre Mora y Carlos Luco Astroza.

El grupo más numeroso es el de los uruguayos, que son trece condenados: Además de Troccoli figuran los represores José Ricardo Arab Fernández, Juan Carlos Larcebeau Aguirregaray, Pedro Antonio Mato Narbondo, Luis Alfredo Maurente Mata, Ricardo José Medina Blanco, Ernesto Abelino Ramas Pereira, José Sande Lima, Jorge Alberto Silveira Quesada, Ernesto Soca, Gilberto Vázquez Bissio y Juan Carlos Blanco. EFE

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.