La banda de “El Coqui” podría reagruparse bajo el liderazgo de “El Conejo”: Román Camacho

El reportero de sucesos, Román Camacho, aseguró este lunes que Carlos Enrique Gómez Rodríguez, alias “El Conejo”, líder de la banda de Tejerías, en el estado Aragua, podría tomar liderazgo sobre Luis Revete, alias “Coqui”, uno de los cabecillas de la banda criminal que tenía el control territorial de las parroquias metropolitanas El Valle, Coche, El Paraíso, La Vega y Santa Rosalía en la Capital.

“La banda de El Coqui quedó débil, si se agrupa con El Conejo, este podría tomar el liderazgo. El líder es El Vampi, Garbis y El Coqui es el tercero, se hace más famoso tal vez porque se veía en las rumbas, en la comunidad. Los otros estaban bajo perfil”, expresó.

Camacho denunció que, “recibí algunos rumores de que El Coqui quería picarme. No me han amenazado directamente, pero a unos colegas los interceptaron y les preguntaron por mi persona y que donde me vieran me iban a picar”.

Asimismo dijo en el programa Vladimir a la Carta con Vladimir Villegas que quedó demostrado que la banda de El Conejo tiene conexión con la delincuencia en Caracas, “cuando El Coqui salió, mandó mensajes que decía que él estaba atacando para que la policía dejara de atacar las bandas de Tejerías y Ocumare”.

Explicó que, “a través del terror y el asesinato estas mini bandas pasaron a ser grandes bandas. Luego de que cae “El Chavo”, “El Coqui” comienzan a agarrar la zona, pichando a algunas bandas a la policía e hicieron alianzas con otras”.

Camacho contó que su acercamiento con las bandas inició cubriendo protestas que parecían ser contra abusos policiales, “luego entendí que estas protestas eran organizadas por las bandas para que nombraran zonas de paz al lugar, luego de lograr esto dejaron de protestar”.

“La zona de paz fue un invento absurdo que se dio con José Vicente Rangel Ávalos, donde se pensó que a través de un acuerdo ellos entregarían sus armas. No funcionó, ningún delincuente va a querer dar sus armas”, agregó.

En cuanto a las armas que se visualizaron en la Cota 905 dijo que, “son importadas, tal vez algunos las adquirieron asesinando funcionarios, el 2016 fue un año muy oscuro, fue cuando más policías mataron, pero también tenían armamento ruso, la AK-103, y misiles desechables, habría que ver de dónde sacaron esto”.

“Llama la atención que las municiones de la Cota 905 eran de Cavim, eran lotes del 2003-2009, habría que ver quienes en esos años estaban a cargo de eso”, insistió.

“Hay rumores de una persona que siempre llegaba a las antenas en El Cementerio y a Las Torres en la Cota 905, cerraban todo, quitaban teléfonos y está vendía las armas, ahí las probaban”, agregó.

Camacho detalló que la banda de la Cota 905 cobraba desde 10 mil a 50 mil dólares por secuestro, y que podrían hacer 5 secuestros por noche.

“En la banda de la Cota 905 los gariteros ganaban 20$ semanales y los otros miembros 150$ semanales, más comida”.

En medio del operativo, “la versión oficial habla de 22 muertos en medio de la confrontación de la Cota 905, extraoficialmente se dice que los mismos delincuentes enterraban a los que caían de su banda en la montaña. Decir que el operativo de la Cota 905 fue un show es burlarse de estas víctimas”.

El comunicador indicó que “agarraron 33 personas, entre delincuentes y personas vinculadas a la banda”.

A juicio de Román Camacho, “el operativo fue un éxito porque se tomó la Cota 905, se acabó esa zona de paz. Se desplazaron la mayoría de delincuentes y se recuperó la paz de la zona. Cuando se agarre el “Coqui” ya lo demás si será un éxito rotundo. Cada funcionario que actuó en el operativo de la Cota 905 se merece el respeto y admiración de todos. Yo que estuve en medio del operativo, vi como daban su vida por tomar la colina. Fue una batalla”.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.