Conoce cómo el comprador de un vehículo se salvó de ser secuestrado

1232763

Miranda.- “Se vende camión Chevrolet, modelo NPR, en $6.000”. Ese “precio ganga” fue la carnada para que un hombre de 39 años de edad, residente del estado Yaracuy, viajara hasta Ocumare del Tuy, estado Miranda, a comprar un vehículo, sin sospechar que detrás de la supuesta venta estaba una banda de delincuentes dedicada a los delitos de robo, secuestro y extorsión.   

Arturo —nombre ficticio por seguridad— tenía al menos cinco días conversando con el supuesto dueño del vehículo que vio ofertado a través de la plataforma Marketplace de la red social Facebook. Nunca notó algún indicio de que se tratara de una trampa.   

El lunes 12 de julio decidió ir hasta Ocumare del Tuy a cerrar la negociación. La persona con quien siempre se comunicó le parecía de confianza, y más aún cuando le dijo que no tenía que llevar el dinero en efectivo. En ese momento pensó que no perdería nada material. También le atrajo el hecho de que el punto de encuentro sería frente a la sede del Circuito Judicial Penal de los Valles del Tuy, en la carretera Ocumare-Santa Barbara-Cúa. Este lugar, en teoría, debe contar con seguridad. Eso pensó.   

LEE TAMBIÉN

Funcionarios del Faes buscan a presuntos delincuentes de la Cota 905 en Petare

Lo que Arturo ignoraba es que nada de lo que consideraba seguro lo era, pero, ese día, la suerte estuvo de su parte, y un kilómetro antes de llegar a los tribunales penales fue abordado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la División de Vehículos de la subdelegación de Ocumare del Tuy, quienes tenían instalado un punto de control frente al urbanismo Ciudad Betania I, en la autopista Charallave-Ocumare.   

—¿Hacia dónde se dirige?, preguntó uno de los uniformados.  

—Vengo a negociar un carro, respondió Arturo.  

La respuesta fue suficiente para que los uniformados le solicitaran que se estacionara a la derecha, tras alertarlo del riesgo que corría. A partir de ese momento uno de los funcionarios tomó el teléfono celular de Arturo y siguió la conversación con los pillos.  

Arturo se quedó en la alcabala y una comisión policial se fue, en su carro, hasta el Circuito Judicial Penal. El supuesto vendedor le dijo que una vez en el lugar, un motorizado lo guiaría hasta su casa.  

Y así fue. Un hombre a bordo de una moto condujo a los presuntos compradores hasta el sector Las Casitas de Ciudad Betania 2. Una vez que aparcaron en la zona conocida como La Lomita, cuya calle es ciega, salieron al menos 15 hombres con armas cortas y largas. De inmediato se inició un enfrentamiento. En medio de la balacera dos de los delincuentes cayeron muertos. Uno de ellos presentaba registro por homicidio intencional. Los demás huyeron.   

LEE TAMBIÉN

Gobierno chileno acogió al exalcalde Emilio Graterón en la embajada en Caracas

Arturo es la quinta persona captada por los funcionarios del Cicpc en el punto de control ubicado frente a Ciudad Betania I en lo que va del mes de julio. La alcabala la identifican como “Marketplace”. Fue instalada después de Semana Santa, precisamente por la cantidad de personas que han sido víctima de falsos vendedores de autos.  

“Aunque se ha difundido por los medios y las redes sociales que hay que ser cauteloso cuando se viene a comprar un carro a los Valles del Tuy, la gente sigue siendo víctima de bandas delictivas”, dijo un funcionario, quien acotó que han identificado cuatro organizaciones que se dedican a ofrecer falsas ofertas por Marketplace en Ocumare del Tuy.

Redacción El PitazoVista_2

Por: El Pitazo

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.