La carga ultra rápida un pendiente que parece cumplirse en el Galaxy S22

Si has estado atento a las reseñas de NIUSGEEK en el último año, verás que hay una insistencia en el apartado de la autonomía mientras revisamos equipos Samsung: solo cargan hasta los 25W, y nos dejan con batería completa en poco menos de dos horas. Esta realidad adversa podría cambiar el próximo año, y el S22 apunta a ser el primero en incluir compatibilidad con carga de hasta 65W.

A través de Weibo, la cuenta de filtraciones Ice Universe ha señalado que el “S22 está probando poder de carga por encima de los 25, 45 y 65W”. Esta inclusión vendría como respuesta al estándar de carga de Android que, desde China, proponen el conglomerado de marcas como Xiaomi, realme, Oppo y Vivo.

Más allá de este mensaje, lo cierto es que hay varias condiciones a tomar en cuenta, pues Samsung ha sido cauta en la implementación de cargas superiores a los 25W, y ha quedado por detrás en este apartado, pese a ser la líder del mercado y ofrecer una experiencia sólida en su ecosistema móvil.

La salud de la batería como tema central
Uno de los puntos a considerar en la inclusión de la carga rápida es la salud de la batería en este violento proceso de inyección de energía. Hoy, equipos como el realme 7 Pro son capaces de darnos la mitad de la carga en 17 minutos, una característica vital en estos tiempos de prisas y pausas cortas.

Para lograr esto, las compañías usan un mecanismo propietario que unifica procesos en el teléfono, el cable y el adaptador a pared para optimizar, de manera inteligente, la recarga de energía. Significa que un cargador de una marca que llega hasta los 65W no será compatible con otro modelo de una empresa distinta.

Hasta el momento, Samsung cuenta con equipos capaces de cargar hasta los 25W, una velocidad por debajo del estándar impuesto en la gama media alta con 30W. En este tema, Samsung ha ido con cautela para poder dar un balance a la vida útil de la batería y tratar de otorgar un rendimiento que satisfaga al usuario promedio. Sin embargo, es innegable la necesidad de más velocidad.

El otro tema es que Samsung ya no añade los cargadores en el empaque, una política que intenta reducir el impacto negativo de la manufactura en el ambiente. El problema está en ese punto, pues si Samsung desarrolla un sistema de carga rápida y no lo incluye en la caja, el usuario deberá correr con el costo de un cargador más veloz.

“Carga inteligente”: la salida de Samsung
Una de las estrategias de Samsung podría ser la carga inteligente, una táctica que Sony y Oppo usan en sus teléfonos. Con la carga inteligente, el teléfono establece una hora en la que necesita “llenarse”, y así darle un respiro a la batería. Esto es muy útil para cargar durante la noche, ya que puede mitigar horas de daño potencial a la batería.

Otra opción es la carga lenta, que se activa cuando el teléfono está enchufado y al 100% de carga, el cargador solo proporcionará suficiente batería para compensar la energía que el teléfono está usando de forma natural. Esto lo mantiene a plena potencia, pero sin sobrecargarlo.

Aquí el camino de Samsung es más claro, pero urge una salida eficiente a los 25W que, para muchos usuarios, es un tema pendiente.

 RPP

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.