Mascarilla de orégano y aloe vera para una piel radiante

La mascarilla casera es una solución a muchos problemas de la piel e incluso el cabello. En esta oportunidad te ofrecemos una para eliminar las impurezas del rostro y ayudarte a que la piel luzca radiante.

Conseguir una piel de muñeca de porcelana es sencillo, solo requiere de constancia y cuidados básicos. Para ello consigue orégano y aloe vera, esta combinación te permitirá lograrlo.

Mascarilla de orégano y aloe vera
Debes saber que de la misma manera que los productos comerciales, las mascarillas caseras aportan a la piel muchos beneficios, pero no de manera instantánea, se requiere de constancia.

Esta mascarilla casera que puedes incluir en tu rutina de belleza debe ser un complemento a una buena alimentación, al consumo adecuado de agua e incluso al ejercicio; pues todo ello ayuda a mejorar la apariencia de la piel.

Debes saber

El orégano tiene propiedades antioxidantes y antimicrobianas, lo que puede ayudar a que los poros dela piel estén más limpios y libres de bacterias que podrían causar episodios de acné. Sin embargo, si estás diagnosticado con algún padecimiento médico, consulta a tu doctor antes de intentar cualquier tratamiento.

Por su parte, el aloe vera tiene propiedades refrescantes e hidratantes y es uno de los productos más usados en la industria cosmética para el tratamiento básico de la piel, y hasta en el tratamiento y alivio de quemaduras, sobreexposición al sol o irritación cutánea.

Dos en uno

La mascarilla de orégano y aloe vera puede ayudarte en el cuidado del rostro. El orégano seco que se tiene en la cocina es el que se utilizará junto al gel de aloe vera.

En caso de no tener este último, puedes sacarlo de una hoja natural quitando la piel y raspando la pulpa con un cuchillo.

Para preparar la mascarilla se necesita una cucharada de orégano seco, medio vaso de agua y dos cucharadas de gel de aloe vera.

1. Prepara una infusión de orégano con el medio vaso de agua y deja que hierva a fuego bajo por dos minutos.

2. Cuela el líquido y deja que se enfríe.

3. Mezcla con el gel de aloe vera y almacena en un recipiente limpio, y preferiblemente de vidrio.

Cada noche antes de dormir, lava el rostro como lo harías de manera habitual y luego humedece una mota de algodón con la mascarilla de orégano y aloe vera, pasa delicadamente por todo tu rostro y deja que se absorba.

Con esta preparación limpia, desinfectas, refrescas e hidratas la piel del rostro.

800Noticias

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.