Cómo hacer un exfoliante con arena de la playa

La playa es un auténtico spa al aire libre, de manera que en ella podrás llevar a cabo tratamientos de belleza muy beneficiosos para tu dermis. Por un lado, tienes el agua de mar, que es una increíble fuente de componentes y minerales ideales para contribuir a la regeneración de la piel, ejerciendo además un poder curativo sobre reacciones alérgicas, eccemas, sequedad, heridas, etc.

Por otro lado, puedes disfrutar también de la arena de la playa que, al ser tan fina, resulta ser un gran aliado para exfoliar tu piel, dejándola radiante y libre de impurezas. A continuación, te contamos los beneficios que obtendrás para tu piel al realizar un exfoliante con arena de la playa:

Su grano fino es perfecto para eliminar las células muertas que se acumulan en la dermis con el paso del tiempo. Pero lo que quizás no sepas es que, si no se retiran, acabarán tornando opaca y apagada la belleza y luminosidad de tu piel.

Un exfoliante con arena de la playa es excelente para erradicar las impurezas de la piel y prevenir que aparezcan otras nuevas.

También aportará un efecto suavizante, así que tras su aplicación, la piel estará mucho más suave al tacto.

Otro beneficio de utilizar un remedio casero de arena de la playa para exfoliar, es la mejora de la circulación sanguínea. Por lo tanto, puede contribuir a combatir la celulitis y la piel de naranja, así como a darle una mayor tersura y firmeza a los tejidos.

Cómo usar remedio casero de arena de la playa para exfoliar

Ahora que conoces los beneficios de utilizar un exfoliante con arena de la playa, pasamos a contarte cómo hacerlo. Lo primero que debes hacer es llenar un bote de arena de la playa para llevártelo a casa, pero asegúrate de que sea arena fina, pues si el grano es demasiado grueso podría irritarte la piel.

Antes de nada, debes tener en cuenta que este exfoliante con arena de la playa está indicado para la piel del cuerpo exclusivamente, así que evita usarlo sobre la dermis del rostro y el cuello. La razón es que, en estas zonas, la piel es mucho más sensible y delicada. Sobre todo, te servirá para zonas como las piernas, el abdomen, los brazos, los pies, los codos, los talones o las rodillas.

Puedes hacer un exfoliante casero con arena de la playa de muchas formas distintas, dependiendo de los ingredientes con los que la combines. Toma nota, te mostramos algunas de las más eficaces para renovar la piel y rejuvenecerla.

1. Arena de playa y crema hidratante

Mezcla 3 cucharadas de arena con 2 cucharadas de tu crema corporal habitual, aunque puedes modificar las cantidades según tus necesidades. Así, obtendrás una loción exfoliante casera para eliminar las células muertas, brindando además la hidratación necesaria a tu piel para mantenerla humectada y bonita.

Es muy importante que elijas bien la crema hidratante para que responda a las necesidades de tu tipo de piel, ya sea grasa, normal, mixta, sensible, seca, etc.

2. Aceite de almendras y arena de playa

Con este otro remedio casero de arena de la playa para exfoliar, podrás disfrutar de todas las bondades del aceite de almendras. Este ofrece una limpieza regeneradora al mismo tiempo que evita la aparición de impurezas y la obstrucción de los poros. Además, hidrata y desinflama la dermis, contribuyendo a mantener la elasticidad y flexibilidad natural de tu piel.

Para ello, mezcla muy bien 1/2 taza de arena de la playa con 3 cucharadas de aceite de almendras hasta obtener una pasta uniforme y consistente. A continuación, aplícala sobre las zonas a tratar efectuando masajes circulares muy suaves.

3. Exfoliante con arena de la playa y aloe vera

Otra de las mejores opciones es hacer un exfoliante casero con arena de la playa y aloe vera. Este ingrediente es perfecto para combatir la sequedad, el tacto áspero y regenerar la piel dañada. Si tu piel luce apagada, con un aspecto envejecido e impurezas, no dudes en probar este remedio.

Para prepararlo, solo tienes que mezclar 3 cucharadas grandes de gel de aloe vera con 1/2 taza de arena y aplicarlo sobre la piel realizando suaves masajes circulares. Procura que el gel de aloe vera sea lo más puro posible.

Consejos para hacer un exfoliante casero con arena de la playa

Para obtener unos resultados perfectos y evitar que tu piel resulte dañada, sigue los siguientes pasos para utilizar un exfoliante con arena de la playa:

– Exfolia tu cuerpo en el momento de la ducha para que tu piel esté húmeda, así evitarás irritaciones.

– Aplica siempre el exfoliante realizando suaves movimientos circulares para estimular el flujo sanguíneo.

– No exfolies la piel si está irritada o tiene heridas, evitando hacerlo también en las zonas delicadas como los senos, el cuello, la cara o la zona íntima.

– Después de unos minutos, retira el exfoliante con abundante agua tibia, seca con una toalla suave y aplica crema hidratante.

– Por último, si quieres acelerar la eliminación de la celulitis y optimizar los efectos de la exfoliación, puedes utilizar un guante de crin.

El Español

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.