Familia acusa a hombre de matar a su madre en Monagas

1243899

Maturín.- Santa Salomé Rangel crió a sus cinco hijos vendiendo empanadas en Maturín. El 27 de julio, presuntamente, uno de ellos la golpeó tan fuerte que le quitó la vida en su propia casa, ubicada en Boca de Uracoa, municipio Libertador de Monagas. En una minuta policial, difundida a los medios de comunicación el miércoles 28, se especifica que en el crimen fue usado un palo.

Familiares de la víctima señalan a José Flores responsable del crimen. José es el tercero de cuatro hermanos varones y una hembra. Según la versión de la familia, hay una persona que entró a la casa y observó cuando supuestamente José la golpeaba con un palo. 

«Un primo entró a la casa y observó todo. Él salió corriendo y cuando José lo alcanzó, lo amenazó. Le dijo que también lo mataría si decía algo”, contó este 30 de julio a El Pitazo, desde Ecuador, Abraham Flores», hijo menor de Santa. 

El testigo lo acusó, pero está detenido junto a José, pues este lo inculpó durante el interrogatorio realizado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Pero, antes, el mismo José informó a los oficiales que encontró muerta a su mamá y que faltaban algunas pertenencias, como un iPhone 7 que otro de sus hijos le había obsequiado. 

Sin embargo, ese teléfono celular fue encontrado por la misma familia en vista de que tenían motivos para dudar de él. “Existen testigos que afirman que él (José) agredía a mi mamá. En muchas ocasiones él le pegó y ella nunca nos contó por miedo y para protegerlo a él”, contó Abraham.

Exige justicia

Abraham no solo lamenta la muerte de su madre sino también que el implicado sea su hermano. Exige justicia a las autoridades policiales y pide que se investigue a la esposa de su hermano, pues también maltrataba a su madre.

En una oportunidad, agregó, Santa le contó a otro de sus hijos que la esposa de José, presuntamente, la amenazó de muerte por decir que se comían la comida que ellos le enviaban. “Los implicados en su crimen tienen que pagar. Ella era una mujer indefensa”, expresó.

Santa tenía 63 años, tres de ellos viviendo en Boca de Uracoa. Decidió mudarse desde Maturín hasta el municipio Libertador para cambiar de ambiente y estar más cerca de su familia. “Nosotros la apoyamos porque pensamos que allá estaría alejada del peligro. Allá tenía siembras, animales y ganado. Eso la mantenía tranquila”, contó Abraham.

Jesymar AñezSucesos

Por: El Pitazo
Fecha de publicación: 2021-07-30 17:26:03
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.