No quisieron vacunarse contra el COVID-19 y terminaron dejando huérfanos a sus 4 hijos

Cuatro niños quedaron huérfanos luego de que sus padres antivacunas fallecieran por complicaciones a causa del COVID-19. Esto debido a que ambos adultos decidieron no vacunarse contra la enfermedad.

Lydia Rodríguez, de 42 años, y su esposo Lawrence Rodríguez, de 49 años, decidieron prescindir de la vacuna contra COVID-19, pensando que sus cuerpos serían lo suficientemente fuertes para resistir la enfermedad; pero terminaron en terapia intensiva.

Tras haber asistido a un campamento religioso, toda la familia Rodríguez resultó positiva a COVID-19. Los menores resultaron asintomáticos, a excepción del más pequeño quien padeció un malestar leve.

Lydia decidió colocarse la vacuna, pero para ese momento ya era demasiado tarde. Según declaró su prima Dottie Jones The Washington Post, la mujer requirió de un respirador debido a que sus pulmones fueron gravemente afectados.

«Por favor, asegúrate de que mis hijos se vacunen», dijo Lydia a su hermana durante su última llamada telefónica; haciendo referencia a los pequeños que actualmente son huérfanos.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: «Misión en Afganistán fue un fracaso», las demoledoras palabras de Ángela Merkel

Lydia falleció el lunes 16 de agosto, dos semanas después que su esposo. La pareja luchó contra el virus desde las camas del hospital, a escasos metros el uno del otro, en una unidad de cuidados intensivos de Texas.

Las autoridades sanitarias han subrayado que la vacuna reduce significativamente las posibilidades de enfermar gravemente o morir a causa del virus.

Jones podría haber seguido hablando. Pero el silencio de su prima hablaba por sí mismo, dijo.

Sabía que nunca se vacunaría”, dijo Jones The Post. “Estaba muy preocupada”.

El marido de Rodríguez, que compartía sus creencias antivacunas, también se negó a vacunarse. Tres de sus cuatro hijos son elegibles pero aún no han recibido la vacuna, dijo Jones.

FAMILIA CON COVID-19

El hombre llevó a su esposa al hospital el 12 de julio, después de que empezara a sentir falta de aire. Rodríguez fue ingresada en la UCI y su marido en otra sala, dijo Jones.

Para entonces, el resto de la familia intervino para llevar víveres y medicamentos a los cuatro hijos de la pareja, que estaban infectados y en cuarentena en casa. El más pequeño fue el único que experimentó síntomas leves, dijo Jones. El resto eran asintomáticos.

La familia ha creado una recaudación de fondos en línea para ayudar a los niños huérfanos Rodríguez mientras los tribunales resuelven quién se convertirá en el tutor de los menores.

Por: Caraota Digital
Autor: Caraota Digital
Fecha de publicación: 2021-08-21 10:15:05
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.