Rafalli denunció que la acción humanitaria en Venezuela sufre amenazas

Susana Rafalli, profesional acreditada en protección y asistencia humanitaria y defensora de derechos humanos, aseguró este jueves que la acción humanitaria en Venezuela se enfrenta al menos a cinco amenazas.

Foto Radio Fe y Alegría

A propósito del Día Internacional de la Acción Humanitaria, Rafalli otorgó una entrevista a Radio Fe y Alegría en la que señaló que, la emergencia humanitaria compleja en Venezuela hay que mirarla desde dos puntos de vista.

Ahora es noticia: QuieroMiSegundaDosis, el tuitazo de los venezolanos que no terminan de ser inmunizados

Según indicó, el primero es por el sufrimiento de las personas por múltiples causas «en ámbitos de salud, alimentación e integridad personal de la población en movimiento».

El segundo lo relacionó con el alcance del trabajo de los activistas dentro del espacio humanitario venezolano.

En este contexto, la defensora de derechos humanos señaló una lista de cinco amenazas a la ación humanitaria en el país.

¿Cuáles son las amenazas?

1. «El cuerpo humanitario sigue sin vacunarse». Destacó que los activistas en esta materia continúan sin recibir la vacuna contra la COVID-19, ni por parte del Estado venezolano ni de la cooperación internacional a quienes les implementamos los proyectos. «Estamos completamente expuestos, contagiados y hemos perdido gente en el camino».

2. La segunda amenaza la relacionó con la crisis de combustible. Problema que Rafalli describe como «muy complejo. Eso nos ha limitado mucho nuestra capacidad de movilización dentro del territorio. No podemos acceder a los lugares donde la gente está sufriendo».

3. A juicio de Rafalli, la tercera amenaza es la pérdida de la capacidad de la moneda nacional, lo que aseguró contrapone a la efectividad de la acción humanitaria. «El personal humanitario está manejando ahorita presupuestos en bolívares que se vuelven polvo en cuestión de semanas. Estamos con mucha dificultad para realizar una acción humanitaria transparente y auditable para tener acceso a divisas en un mercado que no es legal», expresó.

4. El cuarto elemento en contra es más alarmante. La reconocida activista lo denominó como la inseguridad. «Hemos tenido que negociar el acceso humanitario con grupos irregulares paraestatales que están en el control en zonas muy pobres y necesitadas del país», aseguró.

Denunció que no cuentan con mecanismos de articulación para poder moverse con seguridad para proteger su integridad física y preservar la legalidad «de nuestro trabajo».

5. Finalmente, y como quinta amenaza, mencionó las crecientes trabas que está poniendo el Estado a través de más requisitos para permitirles trabajar con legalidad. «Tenemos que pasar por una serie de trámites burocráticos en la oficina contra la delincuencia organizada y el terrorismo. Eso nos limita mucho y nos hacen incurrir en procesos que van en contra de nuestros principios humanitarios», indicó.

Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.