San Juan de Gaztelugatxe el lugar que debes visitar

En España, en la costa vizcaína, entre Bakio y Bermeo, se encuentra este pequeño islote coronado por la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, dedicada a San Juan Bautista. Su contexto es tan esplendoroso que no dejará indiferente a nadie, por ello, queremos mostrarte cómo visitar San Juan de Gaztelugatxe.

Este espectacular rincón es visitado por muchos de los seguidores de la popular serie “Juego de Tronos” para ver Rocadragón, la residencia de la reina Daenerys. Si te apasiona esta afición, la fotografía o la naturaleza, ver San Juan de Gaztelugatxe es una visita obligatoria, al menos, una vez en la vida. ¡Acompáñanos!

Cómo ver San Juan de Gaztelugatxe

Este tesoro de la costa vasca es único, y la combinación de elementos te dejará con la boca abierta. El islote en sí es una roca que simula un castillo en la mar, y el significado de su nombre es Gaztelu-gache (castillo difícil o áspero).

Cuando estás a los pies de Gaztelugatxe, te sorprenderá el bonito puente de piedra que une el continente con la isla, desde donde podrás admirar las impresionantes escaleras zigzagueantes que conducen hasta la ermita. Pero tendrás que ir poco a poco, pues son 241 peldaños en total.

Según la leyenda, Juan Bautista llegó a esta isla, aunque no hay documentación que lo corrobore. Por este motivo, durante el camino de subida para visitar San Juan de Gaztelugatxe, te encontrarás con las diferentes paradas del Viacrucis.

Una vez que llegues a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, podrás contemplar las vistas panorámicas que hay desde allí. Además, la tradición cuenta que si tocas tres veces la campana, puedes pedir un deseo y ahuyentar también los malos espíritus. Este enclave es un lugar muy admirado por los amantes de la fotografía, sobre todo al atardecer y con la marea baja.

Historia de la ermita de Gaztelugatze

Si vas a visitar San Juan de Gaztelugatxe, debes saber que la ermita actual, por desgracia, no es la original. Esta sufrió numerosos incendios y batallas, por lo que ha tenido que ser reconstruida en cuantiosas ocasiones. Se piensa que la primera ermita se erigió en el siglo IX, y en el XII se convirtió en convento. Dos siglos después, los frailes abandonaron este lugar y se llevaron todos los objetos de valor.

Sin embargo, esta ermita también tuvo un propósito defensivo, pues fue utilizada como baluarte contra Alfonso XI, rey de Castilla. Allí, los siete caballeros de Bizkaia lucharon contra él, y finalmente el rey fue humillado y obligado a retirarse.

Más tarde, en 1596, San Juan de Gaztelugatxe fue asediado por Sir Francis Drake y sus corsarios, saqueando todo lo que encontraron a su paso. Además, mataron al ermitaño que custodiaba el lugar tirándolo desde la zona más alta de la isla.

La iglesia se fue deteriorando con los años, hasta que se demolió en 1886 y fue reconstruida por completo. Desgraciadamente, todos los artefactos y objetos encontrados, como bolas de cañón y monedas, fueron arrojados al mar.

Cuándo visitar San Juan de Gaztelugatxe

Desde que San Juan de Gaztelugatxe apareciera en la séptima temporada de Juego de Tronos, las visitas han aumentado considerablemente. Por ello, la Diputación Foral de Bizkaia ha generado un sistema de tickets para regular la llegada de turistas.

Por lo tanto, para ver San Juan de Gaztelugatxe entre las 10 y las 19 horas es necesario adquirir una entrada. Sin embargo, fuera de ese horario el acceso es libre. Pero dicho acceso no está regulado así durante todo el año, sino en ciertas fechas en concreto, así que lo mejor es que te informes antes de viajar hasta allí.

La reserva de tickets para visitar San Juan de Gaztelugatxe puedes hacerla desde la página web de reservas, donde solo tienes que completar un formulario con tus datos. Después de cumplimentarlo, te enviarán la reserva de la entrada por email y tendrás que presentarla en alguno de los puntos de control de acceso a Gaztelugatxe.

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

Como dijimos, la ermita en honor a San Juan Bautista está encaramada en la roca en lo alto del peñón. Pero no siempre está abierta, pues solo abre sus puertas para realizar actos religiosos, los días festivos, en Semana Santa y en verano.

El acceso a la ermita es completamente gratuito, pero para poder sacar fotos en su interior hay que pagar 1€. Los horarios de apertura son de martes a sábado de 11 a 18 horas y los domingos de 11 a 15, y puedes disfrutar del servicio de audioguía para visitar el lugar mientras te cuentan su historia.

Esta audioguía es totalmente interactiva y ha sido realizada por la Diputación Foral de Vizcaya. Lo mejor de todo es que es gratuita y está disponible en varios idiomas: castellano, euskera, inglés, alemán y francés. Incluso hay una versión para menores de 16 años por si viajas con niños.

Cómo acceder a San Juan de Gaztelugatxe

Por último, si quieres saber cómo visitar San Juan de Gaztelugatxe, debes coger dirección Derio-Munguía-Bakio (BI-631 y BI-2101) desde Bilbao. Después de atravesar Bakio, debes tomar la carretera que va por la costa en dirección a Bermeo y, a pocos kilómetros, tendrás que tomar un desvío a la izquierda que te llevará hasta Gaztelugatxe.

También puedes ir a ver San Juan de Gaztelugatxe en transporte público, pues la empresa de autobuses Bizkaibus ofrece una ruta que une Bermeo, Bilbao y Bakio con Gaztelugatxe. Es una muy buena alternativa si no dispones de vehículo o prefieres no complicarte en exceso.

Además, existe la posibilidad de realizar una excursión en barco a San Juan de Gaztelugatxe. Para ello, una empresa hace rutas en barco para visitar no solo esta ermita, sino varios puntos de la costa por un precio no superior a 13€. Y ahora que sabes cómo visitar San Juan de Gaztelugatxe, ¿a qué esperas para ponerte en marcha?

El Español

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.