Keanu Reeves llegará con una nueva apariencia en Matrix 4, evocando a John Wick

El regreso de Matrix a la gran pantalla con su cuarta entrega es uno de los eventos cinematográficos más esperados de este 2021. Tras recaudar más de 1.631 millones de dólares con su trilogía original y crear un legado sin igual en la cultura popular, esta saga creada por las hermanas Wachowski en 1999 nos ofrecerá un nuevo capítulo en cines el próximo mes de diciembre, trayendo de vuelta a Keanu Reeves como Neo, a Carrie-Anne Moss como Trinity y presentando un nuevo plantel de personajes bajo conocidos rostros como el de Neil Patrick Harris.

Los detalles sobre su argumento han permanecido en el más estricto secreto, sin embargo, Warner Bros por fin ha comenzado a presentar la película con más profundidad. Durante el evento de la CinemaCon, la productora ha desvelado que esta cuarta entrega de Matrix pasará a titularse como Matrix Resurrections, pero también ha dejado ver un primer tráiler repleto de jugosos detalles, como un importante cambio en el aspecto físico de su protagonista con el que parece que tratan de remitir a uno de los mayores éxitos recientes de la carrera de Keanu Reeves.

El tráiler aún no ha sido publicado en internet por Warner, pero desde medios como ScreenRant o Insider han ofrecido detalladas descripciones de lo que ha podido verse en la CinemaCon, uno de los eventos cinematográficos del año en el que los agentes del sector presentan parte de sus proyectos a los exhibidores.

El avance comienza en la ciudad de San Francisco, en un escenario muy parecido a los que veíamos al comienzo de la primera película, con Keanu Reeves interpretando a un Neo con una memoria muy oxidada que ahora responde al nombre de Thomas. Aquí conocemos al personaje de Neil Patrick Harris, una especie de terapeuta al que Neo le dice “He tenido sueños que no parecen sueños. ¿Estoy loco?”, frase que es acompañada por varios flashbacks de los eventos de la trilogía original.

Poco después tiene lugar el reencuentro de Neo con Trinity, a quien no reconoce, una escena que es seguida por una visión de San Francisco desde Matrix y por la aparición del actor Yahya Abdul-Mateen, quien da vida a un joven Morfeo. Al igual que en la primera película, le ofrece a Neo una pastilla roja y una pastilla azul y vemos al personaje atravesar un espejo acompañado de una joven con el cabello azul. Después se suceden varias secuencias de acción, como una batalla en un dojo o la aparición de los Agentes, que también estarán de vuelta.

Por las descripciones, el desarrollo de Matrix Resurrections recuerda bastante a la estructura de la cinta original de 1999, aunque con un Neo muy cambiado que apenas recuerda nada de lo ocurrido en las anteriores películas. Pero este cambio no es solo a nivel interno, puesto que físicamente el personaje también ha sido descrito con un aspecto muy diferente. Ya no veremos a un Neo con el pelo corto muy acicalado y rostro blanco impoluto, sino a un personaje con el pelo largo y barba en su cara, precisamente igual que su rol en John Wick, la película que volvió a convertir a Keanu Reeves en una estrella en Hollywood.

Y es que sin John Wick muy posiblemente Matrix Resurrections nunca hubiera ocurrido, puesto que el proyecto fue puesto en marcha después de que Reeves recibiera de nuevo el beneplácito del público tras esta aclamada saga de acción sobre un asesino a sueldo. Su primera película, John Wick, se estrenó en 2014 y obtuvo una recaudación de 86 millones de dólares con un coste de solo 20, lo que puso en marcha una secuela. La segunda, John Wick: Pacto de sangre, dobló los resultados recaudando 171,5 millones, dato que volvió a doblar la tercera entrega, John Wick 3: Capítulo 3 – Parabellum, con 327,2 millones de dólares en todo el mundo. Así, Reeves, que tras Matrix y hasta aquel momento había estado inmerso en fallidas películas como Constantine, Ultimátum a la Tierra, El poder del Tai Chi o La leyenda del samurái (47 Ronin), recuperó el estatus perdido y volvió a convertirse en un importante reclamo comercial. Y a Warner se le encendió la chispa de recuperar Matrix.

No es por tanto extraño que desde Warner hayan decidido cambiar el aspecto físico de Neo para remitir John Wick, dándole a Keanu Reeves la apariencia del personaje que le llevó de nuevo al éxito y así utilizarlo como reclamo comercial. Y además, encaja a la perfección a nivel argumental, puesto que si nos presentan a una nueva versión de Neo sin apenas recuerdos de su pasado es lógico que este muestre cambios significativos. Y qué mejor que aprovecharlo de esta manera.

Cine54

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.