¡Cuidado con la señora de Comboyá! Nueva moda de estafa ofrece miles de dólares de falsa «herencia para niños pobres»

Los estafadores, secuestradores y extorsionadores innovan todos los días. Buscan la manera de captar a los incautos y soñadores que creen que hoy en día puede llover café en el campo o que del cielo pueden caer hamburguesas.

Y es que desde el inicio de la pandemia estos delincuentes se han reinventado una y otra vez.

Comenzaron con la reconocida estafa de «Hola, soy María», con la que lograron estafar a miles de personas haciéndose pasar por alguien del círculo o entorno de la víctima, se presentaba como una tal «María» quien les ofrecía dólares en venta y que, valiéndose de conversaciones largas y «familiares» lograban que sus víctimas depositaran cantidades de dinero en sus cuentas.

Luego, tras el auge de alertas en los medios de comunicación y redes sociales, María mutó y cambió de nombre pasando por José, Alberto, Andrés y otros comunes, pero que al final ya es del conocimiento de una gran cantidad de personas.

Luego llegaron los hackeos de las cuentas de Whatsaap, en los que los estafadores enviaban mensajes con códigos haciéndose pasar por personal de la APP para «mejoras y premios», situación que luego de que la víctima ingresara el código, entregaba el manejo de su aplicación a los maleantes, quienes «a su antojo» escribían en nombre de la víctima para vender divisas de forma fraudulenta y obtener su botín.

La señora de Camboyá

Y ahora la nueva modalidad de estafa busca captar a los que aún creen en los milagros, los soñadores mas incautos.

Se trata de una supuesta viuda de un gran empresario británico que capta a «personas de buen corazón en Venezuela» para hacerles llegar una inmensa cantidad de dinero en efectivo (Dólares), con el fin de que supuestamente sea entregado a viudas y niños pobres en todo el territorio nacional.

El motivo, según los organizadores de la estafa, es que «la viuda» tiene una enfermedad terminal que no le permite viajar, por lo que contacta a las víctimas para hacerles creer que les enviará con «agentes diplomáticos» cantidades de entre 200 mil y 500 mil dólares.

Contactan a las víctimas vía Facebook, Whatsapp y otras redes sociales. Tienen registrado un número de teléfono extranjero, la foto de una anciana con rasgos asiáticos, o perfiles sin imágenes, eso sí, nunca llaman, no envían notas de voz, sólo su palabra que envuelve y genera «una falsa ilusión» a quienes tratan de engañar.

Preguntan la dirección, número de contacto, ya que según ellos, necesitan los datos para que los «agentes diplomáticos» lleguen de manera directa a la casa con el botín millonario.

Además, piden no compartir la información con nadie, según ellos, es un asunto muy delicado y por los trámites de aduana y bancarios no depositan los fondos, sino que serán enviados en efectivo.

Consecuencia

Hasta este punto no hay peligro en las víctimas, la alerta se hace latente cuando otorgan dirección y programan la cita de entrega.

A pesar de que hasta el momento no se ha determinado con qué fin realizan este tipo de trampa, se sabe que detrás de ello no hay ningún motivo de beneficencia para niños pobres ni viudas, sino que esconde las garras de secuestradores, extorsionadores que buscan hacer daño a las familias que viven en sectores NO populares, ciudadanos de decendencia extranjera, empresarios, personas con negocio y buenos carros.

En el caso de que usted sea captado por esta nueva moda de estafa, bloquee toda la comunicación con los contactantes e informe a las autoridades si ya llegó a ofrecer datos personales.

Noticia y Punto

Para recibir más noticias como estas Unete a nuestro Canal de Telegram.

UNIRME A TELEGRAM

Por: Noticias y Punto
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.