un oficio rentable para joven venezolano

En medio de la crisis humanitaria compleja que afecta al país, los jóvenes venezolanos buscan la manera de sobrellevar la situación para salir adelante. Muchos se han convertido en cabecillas de hogar para ayudar a su familia.

Esa es la realidad de José Miguel, un joven caraqueño que trabaja en Quinta Crespo como parquero -persona que ayuda estacionar los carros- para llevar el sustento al hogar.

Ahora es noticia: Virgen del Valle, a cien años de su nombramiento como Patrona del Oriente

Con tan solo 18 años, José Miguel comentó a Todos Ahora que lleva tres meses trabajando en los alrededores de este famoso mercado de la ciudad capital, vive en El Guarataro y esta es la manera que ha conseguido para llevar dinero a casa. «Con este trabajo de parquero llevo el sustento a mi hogar, llevo tres meses en este lugar y me ha ido bien, poco a poco, dependiendo del día».

«No tengo planes de estudiar»

Asimismo, el joven señaló que no tiene planes de estudiar, ya que con el trabajo consigue la manera de ayudarse. «No quiero estudiar, no tengo el interés de hacerlo. Busco la manera de trabajar y aquí me va bien», decía José Miguel mientras le indicaba a una señora dónde estacionar.

El papá del joven también trabaja como parquero en este lugar, un señor mayor que de acuerdo a la declaración de su hijo, tiene más tiempo desenvolviéndose en este oficio. «Trabajo hasta la 1:30 de la tarde y luego me voy a la casa a ayudar a cargar agua o cualquier trabajo que haya pendiente. Mi papá también trabaja aquí y nos ayudamos mutuamente».

«Propinas entre $3 y $5»

En medio de las personas que se aglomeraban en las esquinas de cada establecimiento, José Miguel contó que en «un día bueno» puede ganarse entre 8$ y $10 diarios. «En los días buenos puedo ganar hasta $10 y si son personas que valoran el trabajo, me pueden dar hasta una propina de $5», dijo.

«Solo estoy aquí cuidando los carros y ayudándolo a estacionarse y buscar uno que otro puesto. Siempre hay gente que viene y no hay diferencia entre los días radicales y flexibles», comentó mientras señalaba a las personas que entraban y salían de los establecimientos de comida en Quinta Crespo.

La historia de José Miguel es el reflejo de muchos jóvenes que venezolanos que de una u otra forma se han dedicado a buscar un empleo en las calles para ayudar con el sustento del hogar. Asimismo resaltó que aún no sabe qué quiere hacer a futuro, pero está seguro que desea estar trabajando en otro lugar. «No sé qué estaré haciendo más adelante, pero me gustaría estar haciendo algo distinto y seguir ganado mi dinero honradamente».

 

 

Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.