Proaging, la tendencia que te invita a lucir con orgullo tu edad

Evitar el envejecimiento  es una batalla que tenemos perdida antes de comenzarla. Por eso cada vez más, los expertos en piel y en belleza y psicología abogan por el proaging, una tendencia en la que se busca envejecer de forma saludable y elegante.

Según comenta la doctora Mercedes Sáenz de Santa María, dermatóloga de la Clínica Dermatológica Internacional a la revista Telva, «El pro-aging busca que nos sintamos bien en nuestra propia piel, tengamos la edad que tengamos. La clave es realizar un buen diagnóstico, para analizar los puntos débiles de cada paciente (y tratarlos cuanto antes) potenciando los puntos fuertes para embellecer nuestra piel. De esta forma y combinando de forma prudente y sutil diferentes tratamientos obtenemos ese efecto buena cara»

Nuestra sociedad cuenta con unos estereotipos claros de belleza basados en la juventud eterna. Y continuamente se nos bombardea con este ideal de belleza a través de los múltiples productos «Antiedad» o «Antiarrugas»  que pretenden conferir ese aspecto «rejuvenecedor».

Sin embargo, mantener una piel o un cuerpo joven toda la vida parece una expectativa poco realista, que puede llevarnos a caer en una lucha constante contra el paso del tiempo. Y «esta es una batalla difícil de ganar, por lo que esa expectativa en algún momento se verá frustrada, pudiendo generar sentimientos de insatisfacción y baja autoestima  en relación a la imagen corporal de muchas personas» nos comenta la psicóloga Mariló Pérez García, psicóloga de salud del grupo Laberinto.

Por lo tanto, es importante que tomemos consciencia de los cambios que nuestro cuerpo va a ir experimentando con los años y adoptar una postura de aceptación ante ellos. Además, debemos señalar la diferencia entre aceptación y resignación, ya que «una persona se resigna a los cambios de la edad cuando muestra una actitud pasiva, es decir, cuando se conforma pero no intenta movilizarse para estar satisfecha consigo misma mientras que una persona que acepta su cuerpo y las variaciones que éste experimenta, es aquella que reconociendo que estos cambios se van a producir, intenta buscar alternativas para seguir sintiéndose cómoda y feliz con su cuerpo».

Esto último se correspondería con la mentalidad de proaging, que pretende aceptar las transformaciones que el cuerpo experimenta con la edad, incluso tratando de potenciarlas.

Tanto las arrugas como la edad en una mujer son señales del paso del tiempo, que es a su vez, algo sagrado y hermoso. Y los términos antiedad o antiarrugas «son connotaciones negativas con el único fin de vender productos, que hacen daño y provocan inseguridades y malestar a millones de mujeres en todo el mundo. Debemos cambiar este tipo de mensajes entre todas», apunta Villar.

Y en cuanto a los productos que necesitamos, a veces es mejor utilizar poco producto pero de manera constante que hacernos con una rutina muy extensa y dejar de utilizarla por falta de tiempo. Al final, menos es más. Y por descontado, ningún producto antiarrugas elimina las arrugas, así como ninguna crema antiedad elimina la edad.

Tratamientos proaging

La piel madura tiene una serie de características que debemos tener en cuenta a la hora de elegir los cosméticos y tratamientos que utilizamos. Con el paso del tiempo, aparece la falta de luminosidad, la flacidez, las manchas cutáneas y las líneas de expresión. Y los mejores tratamientos son aquellos que aportan hidratación, nutrición y elasticidad a la piel.

Como afirma Eva Villar, «tratamientos con base de ácido hialuronico, colágeno,retinol y tratameintos algo más profundos como la luz pulsada para ayudarnos a corregir o eliminar manchas solares, ciertos tipos de peeling, o el novedoso Ultheraphy que ayuda a potenciar la producción de colágeno, porque son tratamientos muy eficaces para mantener una buena salud cutánea».

Claves para cumplir años con elegancia

Envejecer de la forma más sana física y mentalmente te será más fácil si sigues las claves de la psicóloga Mariló Pérez García.

  • Sé consciente de las distintas etapas de tu vida y de los cambios que se van dando en cada una de ellas.
  • Acepta los cambios de tu propio cuerpo y adapta tu estilo de vida. Por ejemplo, si te encanta salir a correr quizás puedes reducir con la edad el ritmo o la duración de tus salidas, pero sin dejar de hacer aquello que te gusta.
  • Practica el autocuidado. Es fundamental mantener unos hábitos saludables de alimentación, sueño y ejercicio físico. Pero también es importante cultivar nuestros intereses y aficiones, y fomentar nuestras relaciones sociales.
  • Presta más atención a lo que te gusta de tu cuerpo y de tu forma de ser, y trata de potenciarlo. Por ejemplo, en relación al físico, si te gusta tu pelo, compra algún producto que le de brillo, o que tenga un olor agradable, y disfruta tanto del proceso como del resultado.

Fuente: Telva

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.