Alexandra Esparza, una carabobeña que brinda un espacio de arte

Con tan solo 25 años de edad, Alexandra Esparza vio una necesidad en su comunidad, la urbanización Buenaventura, en Valencia (Carabobo), enseñar arte a los más pequeños del hogar, es por ello que nació su proyecto Mi Peque Artista donde busca fomentar el desarrollo social y emocional de los niños a través de técnicas de pintura y clases de música. 

En el 2014 comenzó su travesía a través del mundo del arte, estudió Artes, mención música y se graduó en 2018. Enseguida comenzó a estudiar artes plásticas y crear su proyecto, para enseñar a niños de su urbanización. 

Clases de niños hasta adolescentes 

“Yo realmente no pongo un límite de edad, arte puede hacer hasta un niño de cuatro años. Sin embargo hay mayor cantidad de niños que jóvenes de 16 años, pero si los he tenido, les gustan las clases como una manera de desahogo y divertirse un rato” comentó Esparza a Todos Ahora. 

Ahora es noticia: Comunidad de La Tinta en San Cristóbal denuncia que llevan más de siete meses sin gas

Dijo que los beneficios de dar estas clases son infinitos y aún más en pandemia, que los infantes muy poco salen a jugar con otros niños por miedo al contagio, por eso, explicó que no ha dejado las clases de pintura y música porque es necesario que el niño se desarrolle en ambiente creativo, siempre tomando las medidas de bioseguridad. 

Los niños buscan a Alexandra cada semana para preguntarle cuándo sería la próxima clase, los padres se sienten satisfechos porque es una actividad por fuera de la casa que no es estar dentro del celular o con el televisor. 

Los niños aprenden técnicas de pintura

No tienen un espacio como tal, lo hace enfrente de su apartamento con unas sillas y mesas, compra las pinturas y hojas a utilizar, también se dedican a hacer manualidades y otras actividades. Ha hecho planes vacacionales y talleres intensivos en los que al final son reconocidos los niños con un diploma. 

“Es un taller que para mí es importante y para los niños en mi comunidad también porque a través de ellos pueden expresarse, pueden sacar sus emociones, ellos se sienten muy libres”  

Esparza espera seguir brindando este espacio que aunque sea pequeño, impacta mucho en la vida de un niño que está en pleno crecimiento, aún más en un mundo que ha cambiado como lo es la pandemia.

Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.