Cómo limpiar una sartén quemada o muy sucia sin esfruerzo

Usar productos inapropiados o esponjas muy abrasivas no es la mejor opción para retirar los restos pegados que no salen con el detergente convencional. Por tanto, antes de maltratar nuestras sartenes, es conveniente que leas estos métodos caseros que ayudarán a dejarlas impecables en cuestión de minutos. Toma nota y no te pierdas ningún detalle.

1. Vinagre blanco y bicarbonato de sodio

Puede que no lo sepas, pero tanto el vinagre blanco como el bicarbonato de sodio tienen múltiples aplicaciones en la limpieza del hogar. En este caso en concreto, desprenden los restos adheridos de las sartenes dejando su superficie limpia y brillante.

Las cantidades que debes utilizar de estos ingredientes para limpiar una sartén quemada son ½ taza de vinagre blanco (125 ml), una taza de agua (250 ml) y dos cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g). Para obtener unos óptimos resultados, sigue los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, vierte el vinagre blanco sobre la sartén quemada.
  2. Añade el agua y ponlo a hervir.
  3. A continuación, retira la sartén del fuego y agrega el bicarbonato de sodio. Comenzará a reaccionar con un efecto efervescente, lo que hará que la suciedad se despegue con facilidad.
  4. Después, frota con la esponja del estropajo y desecha los restos quemados.
  5. Por último, si queda algún residuo pegado, frota sobre él con bicarbonato de sodio seco.

2. Patata y sal gruesa

Puede que te parezca raro, pero es posible limpiar una sartén quemada con una patata y sal gruesa. Es una combinación de ingredientes exfoliante 100% natural que, gracias a su textura, elimina el pegado sin dañar la superficie de las sartenes.

Los ingredientes necesarios para disfrutar de este truco son una patata cruda, una cucharada de sal gruesa (10 g) y una cucharadita de aceite de oliva (5 g). Cuando lo tengas todo preparado, solo debes seguir estas instrucciones:

  1. Para empezar, corta la patata por la mitad.
  2. Luego, enjuaga la sartén y elimina todos los restos pegados que puedas.
  3. A continuación, es el turno de espolvorear la sal gruesa por la superficie de la sartén.
  4. Ahora, en lugar de frotar con un estropajo, hazlo usando la patata cortada. Restriega sobre la superficie durante unos minutos realizando movimientos circulares.
  5. Después, elimina los deshechos con agua.
  6. Para terminar, vierte la cucharadita de aceite de oliva y extiéndela por toda la superficie para proteger tus sartenes.

3. Sal gruesa y papel de aluminio

Este truco se recomienda para limpiar una sartén quemada, en especial si es de hierro. Su uso no desgasta la superficie y permite eliminar los restos de alimentos que se van quedando pegados con el tiempo.

Es muy sencillo y solo necesitas una cucharada de sal gruesa (10 g) y un trozo de papel de aluminio. Si ya lo tienes preparado, estas son las indicaciones que debes seguir para dejar tu sartén impecable:

  1. Lo primero que tendrás que hacer será espolvorear la cucharada de sal sobre la superficie de la sartén.
  2. Acto seguido, haz una bola con el papel de aluminio y úsala para frotar las partes quemadas hasta que el papel quede oscurecido.
  3. Para concluir, enjuaga y limpia con tu lavavajillas habitual.

4. Bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato de sodio tiene un poder astringente que te ayudará a remover los residuos de grasa y alimentos pegados que van afectando la superficie de las sartenes cada vez que las usamos. Pero además, combinado con limón, desincrusta con facilidad los restos quemados.

Como en los casos anteriores, solo necesitas dos ingredientes que todos tenemos en casa, que son dos cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g) y medio limón. Estos son los pasos que debes seguir para limpiar una sartén quemada con este remedio:

  1. Antes de nada, distribuye el bicarbonato de sodio sobre la sartén.
  2. Después, toma el medio limón y frota por toda la superficie.
  3. Restriega durante unos minutos hasta que la sartén adquiera su aspecto brillante original.
  4. Si las manchas no terminan de desaparecer, caliéntala con un poco de vinagre y repite el proceso.

5. Limpiar una sartén con Coca-Cola

Sí, has leído bien, se puede limpiar una sartén con Coca-Cola, así como otras muchas cosas. Este truco también es muy sencillo, verás como tus sartenes quedan como nuevas. Estas son las instrucciones que debes seguir:

  1. Primero, añade una taza de Coca-Cola dentro de la sartén.
  2. A continuación, pon a calentar la sartén a fuego lento entre 40 y 60 minutos.
  3. Pasado este tiempo, retira la sartén del fuego y frota con la esponja del estropajo sobre la parte quemada hasta eliminarla por completo. 

Nuestro consejo es que nunca utilices productos químicos para limpiar el interior de las sartenes de acero inoxidable, en especial las antiadherentes, pues le quitarás su capa protectora y no cocinará como al principio.

Todo lo que sean productos abrasivos tampoco son recomendables para el interior de la sartén. En cuanto a la base, no hay problema, pues está diseñada para soportar altas temperaturas y, por ende, resiste los productos agresivos. ¿Cuál es tu remedio preferido?

El Español

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.