▷ Jhon Magdaleno: Es acertada la decisión de la oposición de participar en elecciones del 21N, le permite salir de la inercia #9Sep

La participación de la mayoría de la oposición en  las elecciones del 21 de noviembre, es acertada porque le permite salir de la inercia, asegura Jhon Magdaleno, Politólogo, Master en Ciencias Políticas, Especialista en Análisis de Datos, Profesor Universitario y Director de la Consultora Polity.

Asegura que la medida del éxito no es el número de gobernaciones, alcaldías, concejos municipales o consejos legislativos regionales que pueda ganar el 21N,  sino es si la oposición recupera las capacidades organizativas y las capacidad de movilización  en concreto que ha perdido durante cuatro años consecutivos, esa es la medida del éxito para mí.

Para el analista la decisión de buena parte de  la oposición de participar en las elecciones como acertada, porque “rompe con la inercia” con la que se viene operando desde finales de 2017, en la que la oposición  decide no volver a participar hasta que no haya elecciones libres, competitivas, justas, imparciales y periódicas, señalando que en aquella oportunidad fue un error por tres razones:

“Primero, porque no se puede esperar de un régimen autoritario hegemónico, que te de las condiciones para unas elecciones libres y competitivas, porque eso no está en su naturaleza; segundo, si esperas esas condiciones le otorgas a los actores de ese régimen político o de ese sistema si se quiere, para imponer la agenda  y decidir cómo y cuán do tú estás en capacidad  de movilizar a la población y este es el fundamento del tercer error, ¿con qué cuenta una oposición en estas circunstancias, para entre otras cosas, intentar aproximarse a una transición en la democracia? ¿con qué cuenta? Cuenta básicamente con la gente, con  el malestar de la gente, que requiere ser organizado, articulado y a la postre movilizado, así que el problema de haber  adoptado aquella decisión, es que perdías capacidades organizativas de movilizar a tu principal  fuente de poder potencial, el malestar de la gente. Entonces, en mi opinión es una decisión correcta haber vuelto a ese camino, ah, un poco tardíamente, si como no; que surgen problemas en algunos estados donde no se han terminado de acordar en las candidaturas que se van a respaldar eso es correcto, pero yo prefiero mil veces eso, a que se mantenga la inercia en la  cual la oposición  no pueda echar mano de su fuente de poder potencial. Estoy perfectamente consciente que no se va en las mejores condiciones a las elecciones del 21N, de repente la coordinación que se requería y se sigue requiriendo para este proceso no está absolutamente asegurada, pero sales de la inercia, porque a la postre yo veo la utilidad de las elecciones del 21N  en función del número de gobernaciones, alcaldías  o concejos municipales o consejos legislativos estadales que se puedan ganar, para mí la medida del éxito de esas elecciones es si la oposición recupera las capacidades organizativas y las capacidad de movilización  en concreto que ha perdido durante cuatro años consecutivos, esa es la medida del éxito para mí”, asegura Jhon Magdaleno.

Mayor formalidad y seriedad en México

Por  otra parte, consultado sobre las reuniones de la oposición y el régimen en  México, señala que en esta  nueva ronda de negociaciones parece haber mayor formalidad y seriedad, respecto a cómo las partes están abordando los temas, se ve claramente por otro lado, que hay una intención  de avanzar y al mismo tiempo de comunicar que las partes están interesadas en un avance, se han mostrado avances parciales muy tempranamente, no es lo vimos en las rondas anteriores, donde no se consideraron logros concretos que exhibir en las primeras de cambio y por tanto eso fue creando cada vez expectativas más negativas sobre el proceso en su conjunto; en esta oportunidad no, parece que han acordado abordar los temas en los que podían haber llegado preliminarmente a acuerdos, como realmente ocurrió, para poder avanzar en los siguientes temas, que seguro son los más complejos.

Señala el especialista que esta es una negociación en la cual se va a poder avanzar en la medida que se alcancen acuerdos parciales, afirma que no ve en lo inmediato un acuerdo integral, porque esta es precisamente parte de la complejidad de la negociación.

“Sigo teniendo mucha cautela con el proceso, pero creo que en esta oportunidad  se va avanzando un poco más”, afirma Magdaleno.

Admite que los acuerdos tempranos, permiten seguir negociando, pero sobre todo es un  avance en el sentido de que ambas partes, en el fondo, latentemente, están comunicando su disposición de esforzarse por llegar a un entendimiento, hay una disposición de ambas partes por esforzarse en alcanzar nuevos acuerdos, afirmando que considera que es lo más importante de haber alcanzado este  acuerdo parcial.

“Y obviamente, este primer acuerdo pone el acento en el tema sanitario, de salud pública, que no es cosa menor por estos tiempos, yo lo diría con cautela en  estos procesos complejos, pero en esta oportunidad el origen de la esperanza es básicamente racional, y es que ambos tienen incentivos para esforzarse; por un lado, el régimen desea fervientemente, por lo menos una flexibilización de las sanciones y la oposición también desea avanzar para exigir algún logro después de cuatro años en los que no ha podido mostrar una aproximación a la transición a la democracia, la esperanza en esta oportunidad son las motivaciones racionales por las cuales ambos actores deberían estar interesados en  esforzarse”, afirmó el analista. 

Admite que se trata de actores políticos que vienen de un  conflicto prolongado durante alrededor  de dos décadas consecutivas y no es un experiencia grata, no es propiamente lo que ocurría en el pasado entre adecos y copeyanos donde había unos comedimientos deliberativos y unos acuerdo tácitos y explícitos, no, en Venezuela han habido conflictos prolongados, estamos hablando de un conflicto existencial en el sentido que amenaza las posibilidades de supervivencia de otros actores, entonces no es un asunto sencillo, en efecto se trata de una experiencia en la cual hay que “tragar grueso” pero los actores entiendo yo que lo hacen, al menos lo de la oposición lo hacen, porque hay unos objetivos superiores, el país en primer lugar, las diversas crisis que hay que atender y obviamente la propia posibilidad de evitar la desintegración de lo que conocemos como nacionalidad venezolana hasta la fecha, es un proceso que tiene como complejidad eso, ha habido un conflicto existencial prolongado durante años, no es un  conflicto agonal el que ha habido, donde hay desacuerdos, pero se dirimen finalmente, la medula del problema es que el mecanismo para resolver los conflictos, las elecciones libres, competitivas, periódicas e imparciales, obviamente se ha eliminado, entonces no es un conflicto sencillo, claro que se trata de  tragar muy grueso, afirmó el especialista en el Circuito Exitos

Por: El Impulso
Autor: Juan Bautista Salas
Fecha de publicación: 2021-09-09 18:30:57
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.