Cuidadores exigen productos por un puesto para echar gasolina

1272596

Maturín.- Conseguir un puesto para echar gasolina cuesta tres productos de la marca Polar o 5 dólares en efectivo. Es la exigencia que realizan los habitantes de las comunidades de Maturín cercanas a las gasolineras subsidiadas, para permitir que los conductores hagan cola en el frente de sus casas. Pero también es la tarifa de aquellas personas que venden cupos en una fila.

Usuarios afirman que las irregularidades en el despacho de gasolina continúan en Maturín y se acentuaron hace un año, cuando se dejó de vender gasolina durante la semana de cuarentena radical. En esos siete días, hay personas que aprovechan para negociar los puestos.

Ana Hernández contó su experiencia a El Pitazo el 7 de septiembre. Vive en Las Cocuizas y allí mismo echa gasolina, en una bomba que está a pocos metros del aeropuerto. Hasta hace 15 días llegaba hasta el final de la cola, se estacionaba y pasaba una semana esperando surtir. El 6 de septiembre quiso hacer lo mismo, pero la dueña de una casa se lo impidió.

Una señora, mayor de edad, me exigió que saliera del puesto a menos de que le pagara 5 dólares o 3 artículos de comida que no fuesen del Clap (Comité Local de Abastecimiento y Producción). Otros conductores me comentaron que es una práctica habitual y que las personas exigen que los productos sean de la marca Polar”, narró.   

Hernández indicó que en el sector La Tijera de Las Cocuizas todas las aceras están tomadas por los vecinos. La gente colocó piedras, cajas de cartón, ramas de árboles y potes de pintura para impedir que los conductores se estacionen a menos de que paguen. “Ninguna autoridad hace algo por evitar esta situación”, expresó.

Cuidadores de puestos

Antonio Campos, conductor, dijo que en los alrededores de las estaciones de servicio subsidiadas es común encontrar a los “cuidadores de puesto” vendiendo un cupo. “Algunos trabajan como vigilantes en las noches y además te cobran por eso. Ese es el nuevo trabajo de las personas y una forma de no morirse de hambre”, consideró.

Los mismos cuidadores de puestos también cobran cinco litros de gasolina por un cupo. Patricia Jiménez, conductora, dice que esa es una situación habitual en las adyacencias de la bomba González, en la avenida Bella Vista. “Lo que hacen muchos conductores que se conocen entre sí es que se traspasan los puestos y así no tienen que pagarles a los bachaqueros”, explicó.

Hace dos semanas, el gobernador encargado de Monagas, Cosme Arzolay, dijo que el suministro de combustible está garantizado y que trabajan para mejorar el despacho. Pero conductores, como Rafael Pérez, aseguran que la situación es la misma y que “en la entrada de las gasolineras hay funcionarios que permiten el ingreso si pagas 10 dólares en efectivo”, denunció.

Equipo de CorresponsalesOriente

Por: El Pitazo

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.