Banner por encima de la noticia – Escritorio

¿Cómo afecta el hipotiroidismo a los gatos?

El hipotiroidismo también puede afectar a los gatos, de hecho, más de lo que pensamos. Un reciente estudio indicó que un 10% de los gatos españoles sufre de este problema, que afecta su metabolismo.

Los gatos con hipotiroidismo sufren una disfunción de la tiroides, glándula endocrina situada en el cuello, adyacente a la laringe que consta de dos partes, la tiroxina y la triyodotironina.

Estas sustancias controlan el metabolismo corporal, fundamental para regular el crecimiento, temperatura, frecuencia cardíaca y nivel de energía.

La glándula tiroides de los felinos con esta alteración secreta de manera autónoma y descontrolada grandes cantidades de T4 y T3. En el 99% de los casos, esto se debe a una hiperplasia o a un adenoma tiroideo, que son crecimientos benignos de la tiroides. Solo el 1% tiene su origen en un tumor maligno: el carcinoma tiroideo.

Síntomas del hipotiroidismo felino
Los síntomas del hipertiroidismo felino son suaves al principio, y se vuelven más severos a medida que progresa la enfermedad. Los principales signos que pueden indicar que tu gato sufre este problema endocrino son:

Pérdida de peso.
Aumento del apetito (polifagia).
Síndrome de polidipsia-poliuria (aumento de la sed y de la producción de orina).
Cambios de comportamiento: hiperactividad, irritabilidad y ansiedad o estrés.
Pelo descuidado.
Intolerancia al calor; el animal busca sitios más frescos y a veces jadea.
Taquicardia: aumento de la frecuencia de los latidos cardiacos.
Diarrea o vómitos, debidos al aumento de la motilidad intestinal.
Debilidad muscular, cuello agachado y signos neurológicos por falta de potasio.
En casos muy avanzados, especialmente si concurren otras enfermedades, los síntomas son los contrarios: inapetencia, letargia y anorexia.

Cómo afecta el hipotiroidismo

Las hormonas tiroideas son fundamentales para el buen funcionamiento de muchos órganos, de forma que el exceso de T4 y T3 puede afectar al animal negativamente y causarle:

Problemas cardiacos: el incremento de la frecuencia y la fuerza de los latidos conduce a la hipertrofia del músculo cardiaco, que a la larga desencadena fallo cardiaco.
Hipertensión arterial: el aumento de la presión arterial puede dañar órganos vitales como el cerebro, los ojos, los riñones o el corazón.

Enfermedad renal crónica (ERC): se debe al aumento del catabolismo de proteínas, a hipertensión, a fallo cardiaco, o a ERC preexistente, algo frecuente en gatos mayores. Inicialmente, el hipertiroidismo aumenta el flujo sanguíneo renal, mejorando su función, por lo que podría enmascarar los síntomas de ERC.

800Noticias

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.