Banner por encima de la noticia – Escritorio

Asocian la contaminación del aire con 6 millones de partos prematuros

La contaminación atmosférica interfiere de manera negativa en varios indicadores clave del embarazo, incluida la edad gestacional al nacer, la reducción del peso al nacer, el bajo peso al nacer y el nacimiento prematuro. Así, un artículo de investigación de la Universidad de California San Francisco (UCSF) y la Universidad de Washington (EE.UU.) ha cuantificado en casi 6 millones los partos prematuros y en casi 3 millones los bebés con bajo peso al nacer vinculados a la polución en 2019.

En esta investigación, no solo se ha tenido en cuenta la contaminación del aire exterior, por ejemplo, derivada del tráfico de coches, sino que también ha analizado los efectos de la contaminación en interiores, que ocurre como consecuencia del uso de estufas de cocina con carbón u otras sustancias como el metano o la leña.

Los resultados, que se han dado a conocer en la revista PLOS Medicine, indicaron que la incidencia de partos pretérmino y de bebés con bajo peso al nacer podría reducirse en un 78% si se redujese la contaminación del aire del sudeste asiático y África subsahariana, lugares en los que la contaminación del interior de los hogares es muy común y donde cuentan con las tasas más altas de nacimientos prematuros del mundo.

No obstante, en los países desarrollados también se encontraron niveles importantes de contaminación del aire ambiental, por ejemplo, en Estados Unidos la polución exterior estaba asociada a casi 12.000 partos prematuros en 2019. Además, el trabajo a su vez se ha centrado en las tasas de mortalidad temprana en bebés, concluyendo que la contaminación del aire era responsable de la muerte de 500.000 neonatos en el mismo año.

Tomar medidas contra el cambio climático beneficia también a neonatos

Rakesh Ghosh, miembro de la UCSF ha declarado que “con esta evidencia nueva, global y generada de manera más rigurosa, la contaminación del aire debería considerarse ahora un factor importante de morbilidad y mortalidad infantil, no solo de enfermedades crónicas de los adultos”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 90% de la población del mundo vive en un entorno con aire ambiental contaminado, mientras que la mitad de la población mundial también está expuesta a la contaminación interior, derivada de la quema de madera, carbón y estiércol en los hogares.

Los resultados obtenidos, según explican los autores, sugieren que se deben tomar medidas para aplacar el cambio climático y reducir la contaminación del aire, algo que tendría beneficios colaterales para la salud general de las personas y especialmente para la de los recién nacidos.

Con información de WebConsultas

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.