Banner por encima de la noticia – unidad maneiro

Cada etapa tiene su velocidad y técnica, si las invertimos estaremos en problemas

Cada etapa tiene su velocidad y técnica, si las invertimos estaremos en problemas.

Extracto del libro: «El secreto de los dioses del cielo» de Braulio Jatar Alonso

El Tubo Pitot es un cilindro en la nariz del avión orientado hacia adelante, que mide la aceleración en la que avanzamos. Tenemos algunos términos importantes para establecer que tan rápido avanzamos y en la medida que la incrementamos, vamos tomando decisiones que corresponden a cada etapa. En la modernidad los humanos responden con velocidad, a todos los escenarios, sin reparar en la diversidad de circunstancias que requieren saber calibrarla. Cuando ponemos en marcha nuestras alas, lo hacemos empujando entre 200 y 500 toneladas, por lo que nos tomamos muy en serio lo que vamos impulsando. Primero colocamos el avión en la cabecera de pista, aplicamos a motores potencia tope, chequeamos nuestros instrumentos y,cumplida la evaluación, iniciamos el proceso de aceleración y en pocos segundos alcanzamos la velocidad denominada V1  que se ubica entre 257 y 290 Kmph, dependiendo de la nave, su peso y características.

Cuando llegamos a V1 no podemos abortar el despegue, dicho de otra forma, por debajo de esa velocidad estamos evaluando todos los instrumentos de tal forma que si se presenta una falla, podemos no levantar la maquina. V1 es nuestra velocidad de decisión, por debajo de ella se permite abortar el despegue pero, como te he explicado, la velocidad tiene etapas y riesgos por lo que las causas para interrumpir el procedimiento, se van reduciendo en función de su potencia. Entiende la ecuación…!Mientras mayor velocidad, menos opciones! Una vez que evolucionamos de V1, entramos en la denominada velocidad de rotación (VR) en la que el avión comienza a levantar el morro, dicho de otra forma la tierra deja de ser nuestro sustento. Para lograr lo que denominamos “ángulo de ataque”, forzamos los motores a velocidad dos (V2) la que en estricto sentido, nos pone a volar. Luego avanzamos a velocidad de crucero para desplazarnos entre 550 y 580 mph (885 y 933 kmph) y el círculo se cierra con la aproximación previa a aterrizar, cuando volvemos auna velocidad cercana con la que despegamos y nos ubicamos en unos 240 a 267 kmph al tocar pista, los motores que empujaron con mucha fuerza el aire hacia atrás para despegar, ahora los haremos expulsar el aire hacia adelante para detener el avión. Cada etapa tiene su velocidad y técnica, si las invertimos estaremos en problemas.

Nuestros viajes son como la vida, un círculo donde la ruta y la velocidad se mezclan. Siempre debes repetirte que el apresuramiento solo aumenta el riesgo de un desastre. Velocidad no es siempre inteligencia tampoco modernidad. El monte Olimpo, conocido como “el monte luminoso” es la montaña más alta de Grecia, y en ella habitan los dioses de la otra Grecia. En El Olimpohabían reglas, en nuestro “monte luminoso” una de las mas repetidas es que precipitarse o la presión de tiempo, aumentan las probabilidades de errores hasta once veces. Y es exactamente lo que pasó, con el despegue de Spainair vuelo 5022. Vamos a adentrarnos en su cabina para que entiendas:

  • ¿Puedes traer una bolsa de hielo? El mecánico de tierra le habla a una de las sobrecargo
  • ¿Para vosotros? Su delicada voz tiene tono de sorpresa.
  • No hombre, es para enfriar la toma de aire -El mecánico no era tan delicado como ella.- Pues los vamos a despachar así, con el calefactor del sensor de la toma de aire inoperativo, ¿vale?
  • Es quitar el interruptor, ¿no? El capitán estaba cansado y también inquieto. 
  • Es lo que estaba calentando el sistema- y agrega – ¡se queda inoperativo! El técnico estaba apurado en poner la nave a volar, pero no era el único.
  • ¡A 8:40 de la noche! El primer oficial suena descontento con el retardo.
  • No te va a dar tiempo ¿no? Alguien le pregunta.
  • No, mi novia viene de Salamanca y va a tener que estar esperando allí en el aeropuerto una hora y media- A las 2:23pm el avión empieza carrera de despegue, se levanta y de pronto se cae, los mandos empiezan a vibrar y las alertas se activan.   -¿Fallo de motor? El primer oficial no tiene idea de lo que los va a golpear.

– ¿Cómo coño se quita la voz? – El capitán se oye atormentado por los avisos- ¡Vuela el avión, me cago en la mar, vuélalo, vuélalo! – La alarma advierte: ¡Suelo! ¡Suelo! Silencio

. Cuando los mecánicos ansiosos por poner el avión a volar, desactivaron el sensor de temperatura también cortaron, sin saberlo, la línea eléctrica de la alarma que señalaba que los flaps estaban en la posición inadecuada para el despegue. De esa forma inhabilitaron la última línea de defensa.  

El apuro (la velocidad sin técnica) los empujones hacia una catástrofe que se ha podido evitar, fueron la causa de las dolorosas muertes. Hay cosas que se hacen con calma y otra con la velocidad adecuada. Nunca en la historia se ha hablado de una carrera de 100 metros entre sabios. La sabiduría descansa en aplicar el ritmo adecuado a las circunstancias


Apóyanos Compartiendo :

Editor Reporte Confidencial / Abogado 18342 / Comunicador SNTP 8248 / Locutor 17210 / Profesor Inteligencias / Escritor / 7 libros amzn.to/2G3W6ja

Preso Político #ONU #OEA

Twitter @BrauliojatarA

Facebook Braulio Jatar Alonso

Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.