Banner por encima de la noticia – Escritorio

Cinco historias de hambre en Venezuela que desmienten a Piedad Córdoba

1288817

Caracas.- Comer en Venezuela es difícil. A pesar de que la alimentación está reconocida como un derecho en la Constitución, en su artículo 305, los estudios y las calles del país son un retrato dramático y cotidiano de un problema que amenaza cada vez a más ciudadanos: a niños, adultos y ancianos. A letrados y analfabetas. A trabajadores y jubilados.

El crítico escenario es puesto en duda por figuras afectas al gobierno de Nicolás Maduro, tal es el caso de la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, quien en declaraciones recogidas por Infobae catalogó como una mentira lo que no solo denuncian medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales y dirigentes, sino que también es la dura realidad expuesta a diario por los ciudadanos venezolanos.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Agricultura y la Alimentación y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, en el informe Análisis de alerta temprana de los focos de inseguridad alimentaria aguda de FAO-PMA, publicado en noviembre de 2020, también lanzó una advertencia sobre este problema.

Según el documento, alrededor de 9,3 millones de venezolanos, enfrenta dificultades de acceso a los alimentos, sufre desnutrición o pasa hambre. La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) señalaba que el 94 % de la población venezolana es pobre y el 79 % de ese total se encuentra en extrema pobreza.

Este panorama se agrava aún más en el escenario hiperinflacionario que se mantiene en el país con una dolarización de facto: un dólar equivale a un poco más de cuatro y hasta cinco millones de bolívares, el pico más alto que ha tenido la divisa en este 2021. Esto ha dejado a muchos sin dinero suficiente para comprar los alimentos más básicos.

Todo esto dista mucho de las cifras opacas ofrecidas por el gobierno de Nicolás Maduro, quien aseguró en 2020 que solo el 17 % de la población vivía en pobreza y solo un 4 % en pobreza extrema.

¿Mito o realidad? Lo que dijo Piedad Córdoba

La realidad de 9,3 millones de venezolanos es ignorada por los aliados y amigos de Maduro en el mundo. Piedad Córdoba, exsenadora colombiana, dio unas declaraciones en las que aseguró que el hambre y las situaciones que se conocen son mentira y culpó principalmente al bloqueo económico que tiene Estados Unidos contra Venezuela y Cuba.

“Eso de que allá la gente está aguantando hambre, que pide limosna, que esculca la basura… eso es pura paja, eso es pura mentira y yo no soy la defensora de oficio de los venezolanos porque son ellos los que tienen que resolver sus problemas, son ellos los que tienen que encontrar la salida” dijo en una entrevista que fue difundida por Infobae.

Ante estas declaraciones, en El Pitazo te recopilamos seis casos de hambre en Venezuela. Historias recientes que fueron publicadas entre 2020 y 2021:

Cuando el hambre te obliga a emigrar

Los datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) indicaban que a principios del 2021 al menos 5,4 millones de venezolanos viven fuera de su país. Emigran buscando mejores condiciones de vida. Otros mueren tratando de llegar a esa meta.

El pasado mes de diciembre, ocurrió el naufragio de Güiria, en el que murieron 35 venezolanos ahogados cuando intentaban llegar a las costas de Trinidad y Tobago. En esa oportunidad El Pitazo recopiló los testimonios de familiares de las víctimas, quienes manifestaron que lo único que querían esas personas era huir de la necesidad.

“Todos sabemos en Güiria que la gente se está muriendo de hambre, que la gente está emigrando de este país, de este pueblo porque no tiene nada que comer. La gente está desesperada y la solución está en manos del Gobierno”, dijo en ese momento Juan González, pariente de uno de los fallecidos.

| Foto: Archivo

El título de profesional no te alcanza para comer

Un doctorado, siete libros publicados y 30 años como profesor universitario no le sirven a Iván Fernández (nombre ficticio) para llenar la nevera de su casa desde el año 2017, cuando la hiperinflación pulverizó los salarios de los trabajadores venezolanos. él sufre de desnutrición, pues pesa nueve kilos menos del requerido para su estatura.

La historia de Iván forma parte del 89,75 % de la población que está en inseguridad alimentaria en Maracaibo, estado Zulia, según el Reporte de Seguridad Alimentaria en Maracaibo 2020 de la Comisión para los Derechos Humanos en el estado Zulia (Codhez).

«Tenemos hambre», el grito de profesores

El hambre golpea a todos los hogares de Veneuzela, sobre todo el de las familias, que dependen de un salario, que cada vez alcanza para menos producto de la hiperinflación y de la dolarización de la economía. Los maestros venezolanos no se cansan de protestar. Exigen mejores condiciones salariales. «Tenemos hambre«, se escucha una y otra vez en las protestas de este gremio.

Según la más reciente medición del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros, el precio de la canasta alimentaria de agosto se ubicó en 305 dólares y para adquirir la canasta básica se necesitan 661 dólares. Mientras el salario fijado desde mayo de este año en Bs. 7 o el equivalente a 1,72 dólares, de acuerdo con el tipo de cambio paralelo.

Se las ingenian

La crecida del río Orinoco en Ciudad Bolívar, durante los meses de julio y agosto, ayudaron a las familias a mitigar el hambre. Las personas se acercaban al afluente para pescar y así resolver la comida del día.

«Ahorita está saliendo bastante pescado, aquí en la orilla llega Bocona y es mejor que comer sardina. Cambiamos el sabor. Es la forma que tenemos ahorita para comer proteína todos los días. Hay días que salen más pescados, otros que salen menos, pero suficientes para la comida”, contó Luis Reyes a El Pitazo, pescador.

Según el mismo reporte de la FAO publicado a finales del año 2020, el costo de una dieta saludable que incluya proteínas estaba muy lejos del alcance de la mayoría de los venezolanos. El consumo de carne, pescado, huevo, vegetales y frutas está por debajo de los tres días a la semana para cada uno de estos grupos de alimentos.

Indígenas abandonan sus tierras

A partir del año 2019 la migración ha sido masiva; los integrantes de 22 etnias huyen del hambre por la falta de ingresos necesarios para alimentarse bien, llevándolos a abandonar sus comunidades en busca de una mejor calidad de vida y sobrevivir al COVID-19. Según un censo presentado por líderes indígenas el pasado mes de abril, cinco mil abandonaron sus comunidades en Amazonas huyendo del hambre y de la crisis.

Jubilados enfrentan el hambre en Venezuela

Los pensionados y jubilados también se han convertido en un sector vulnerable de la población venezolana, pues solo pueden contar con el ingreso mensual que es asignado por parte del gobierno de Nicolás Maduro y con los bonos que se entregan a discreción a través del Sistema Patria.

«Los jubilados y pensionados de Venezuela nos encontramos ante el total abandono por parte del Estado, en medio de una crisis generalizada en la que tenemos dos opciones: o nos morimos de hambre o nos mata el virus», sentenció el pasado mes de mayo, durante una protesta Luis «Chino» Cano, coordinador del Frente en Defensa de los Pensionados y Jubilados.

Pensionados reciben 7 millones de bolívares con los que, aseguran, no hacen mercado | Foto: Ronald Peña

Redacción El PitazoVista_3

Por: El Pitazo

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.