Banner por encima de la noticia – Escritorio

Estos son los factores no genéticos que favorecen ciertos trastornos mentales

¿Qué tienen en común diabetes y la depresión con las demencias? ¿Y el consumo de cannabis y problemas en la infancia con la psicosis? ¿Y el trastorno de espectro autista con el sobrepeso materno?

Según un estudio español publicado en World Psychiatry y dirigido por Celso Arango, director del CIBERSAM del Hospital Gregorio Marañón, más de lo que parece.

Este grupo ha elaborado por primera vez un atlas de factores de riesgo que pueden favorecer sufrir una enfermedad mental, basándose en la utilización de bases de datos internacionales.

Para realizar este atlas, se revisaron datos de 14 estudios, con un total de 390 metaanálisis y 1.180 asociaciones entre factores de riesgo y trastornos mentales.

El objetivo es contar con un punto de referencia para avanzar en la caracterización clínica y en la investigación, para expandir la intervención temprana y las estrategias preventivas para los trastornos mentales.

Así, se detalla que los factores de riesgo para la demencia son, entre otros, la diabetes tipo 2, depresión y baja frecuencia de contactos sociales; y en cuanto a los trastornos por consumo de opioides, el factor de riesgo más sólido ha sido el tabaquismo.

La depresión está relacionada con viudez, disfunción sexual y haber sufrido abuso en la infancia, factores metabólicos, abusos psíquicos y sexuales en la infancia, tensión laboral, obesidad y alteraciones del sueño, entre otros, escriben.

Para los trastornos psicóticos, los factores de riesgo más sólidos han sido el estado clínico de alto riesgo de psicosis, consumo de cannabis y adversidades en la infancia.

Y en cuanto al trastorno de espectro autista, el factor de riesgo más importante fue el sobrepeso materno antes o durante el embarazo, y la obesidad materna antes del embarazo, tabaquismo materno y sobrepeso antes o durante la gestación para el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), fueron .

Se sabe que todos los trastornos mentales tienen una importante carga genética pero los factores de riesgo ambientales han sido menos estudiados.

Los investigadores, asimismo, solo han detectado un factor de protección sólido: una actividad física elevada frente a la enfermedad de Alzheimer.

Según Arango, «los trastornos mentales encierran condiciones complejas de etiopatología incierta, si bien hemos registrado desarrollos exponenciales en la investigación hasta el punto de que se han identificado numerosos factores de riesgo no puramente genéticos para los trastornos mentales, de los cuales el momento de su efecto abarca las fases prenatal o perinatal, de la infancia y posteriores (adolescentes/adulto joven) o antecedentes».

Por otra parte añadió «es importante recordar que asociación no significa causalidad, por lo que se necesitan más estudios de cohortes de recién nacidos vivos para estudiar factores de riesgo antes de que aparezcan los trastornos mentales».

Este atlas, concebido con un enfoque meta-paraguas, «ofrece una comparativa de síntesis de evidencia de la consistencia y magnitud de los factores de riesgo y protección más allá de la genética, y tiene el objetivo de formular recomendaciones para la próxima generación de investigación etiopatológica y de psiquiatría preventiva, fundamental para anticiparnos en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales», indica el investigador.

Por ABC.es

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp
Banner el chino escritorio
Banner Telefonos El chino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.