La cantidad de personas asesinadas al intentar comprar carros por redes sociales prende las alarmas en Venezuela

Uno de los hechos sucedió, en el estado Aragua, cuando cinco integrantes de una familia de Barquisimeto se trasladaron a la zona de Maracay para negociar un camión que era ofrecidos a través de las redes sociales, cayendo directamente en una emboscada que terminó a tiros, con saldo de dos muertos y dos heridos de gravedad. 

por Armando Hernández/La Nación

Dos sargentos de la Guardia Nacional Bolivariana y un civil resultaron muertos y tres personas sufrieron heridas de bala, en dos sucesos ocurridos el pasado viernes en el estado Aragua, a donde acudieron con la finalidad de negociar vehículos que  eran ofrecidos a través de la página Marketplace de Facebook, pero terminaron en las redes de los grupos delictivos que mediante ofertas tentadoras de bienes y servicio, a través de las redes sociales, consiguen incautos para despojarlos de fuertes cantidades de dinero.

En estos casos, los compradores ilusamente pensaron que hacerse acompañar de varias personas, particularmente de funcionarios armados, sería suficiente para su protección y desoyendo las recomendaciones de las autoridades, acudieron a los sitios acordados, donde estaban esperando los vendedores, que ya habían desarrollado los planes para emboscarlos y quitarles el dinero, concretamente dólares, acordados para el pago de los vehículos, en caso de venta.

Familia emboscada

El primero de estos hechos ocurrió el pasado viernes, 15 de octubre, poco antes de las dos de la tarde, en el sector conocido como El Triángulo, en Palo Negro, municipio Libertador del estado Aragua, donde se hicieron presentes cinco personas, entre ellas un guardia nacional, con la finalidad de ver y negociar un camión que a buen precio era ofrecido a través de las redes sociales. La compra ya había sido conversada con los vendedores, que acordaron una reunión para que vieran el vehículo y finiquitar todo lo correspondiente a la operación de compraventa.

De la investigación policial se sabe que el comprador, con residencia en la avenida Buena Vista, barrio Bolívar, del sector Pastora Abajo, de Barquisimeto, estado Lara, estableció contacto con el vendedor de un camión que vio a través de las redes sociales y quedaron en verse en la plaza de Palo Negro, estado Aragua, para que mirara el vehículo y realizaran la operación de compra sin problemas de ningún tipo.

El comprador, tras concertar la cita, partió al lugar de la reunión y se hizo acompañar, para mayor seguridad, de cuatro familiares, entre ellos un mecánico que verificaría las condiciones del camión y un sargento de la GNB, que permanecería alerta para actuar ante cualquier situación inesperada que se pudiera presentar. Partieron de Barquisimeto a Maracay, en un vehículo marca Chery, modelo Orinoco, color Negro, placas AK004HA, en el cual llegaron horas después a la plaza, pero no encontraron a los supuestos vendedores.

Los compradores establecieron contacto telefónico con el vendedor, diciéndole que ya estaban en la plaza, sitio acordado, pero este les manifestó que había surgido un inconveniente de última hora que no le permitía ir a ese lugar y que, si en realidad estaban interesados en el camión, se dirigieran al sector conocido como El Triángulo, donde los estaría esperando.

Confiados y sin tomar ninguna medida de precaución se desplazaron al lugar. Solo el efectivo militar tuvo un momento de duda y desconfianza, por lo que sacó su pistola y la colocó entre sus piernas, sobre el cojín del conductor, pues era la persona que iba manejando.

Según se conoció en medios policiales que investigan el hecho, cuando llegaron y se detuvieron frente a una vivienda de la vía principal, fueron sorprendidos por varios disparos de arma de fuego, realizados por sujetos que los estaban esperando. En el sitio murió el guardia nacional, que iba conduciendo, y otro hombre, que ocupaba el puesto de copiloto. Cuando intentó bajar del carro, recibió varios impactos de bala y cayó sin vida en el pavimento. Las otras tres personas, que iban en la parte posterior, se salvaron de milagro, pues fingieron estar muertas y esto evitó que les efectuaran más disparos. Los delincuentes se apoderaron de un bolso contentivo de seis mil dólares, que era la suma acordada para la compra del camión.

Cuando llegaron las autoridades policiales, se encontraron con dos de los pasajeros heridos de gravedad y el tercero completamente ileso, por lo que les prestaron auxilio, trasladándolos en una unidad patrullera al hospital de esa localidad.

En el sitio quedaron los cadáveres del efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana, Jofran Aurelio Fernández Giménez, con múltiples impactos de bala, y Eduardo José Fernández Meza, en tanto que los heridos fueron identificados como: Jesús Fernández, de 28 años, quien recibió un impacto de bala en el tórax, lado izquierdo, y Yajaira Cárdenas de Fernández, de 51 años de edad, con herida de bala en el costado izquierdo. La persona ilesa responde al nombre de Eduardo Fernández.

Los funcionarios del Cicpc, que acudieron al lugar para las investigaciones, colectaron -como evidencia- un arma de fuego, tipo pistola, marca Glock, calibre 9 milímetros, perteneciente a PoliTovar, que supuestamente era portada por el efectivo militar, así como el automóvil marca Chery, modelo Orinoco, donde se desplazaban las víctimas.

Segundo caso

El otro caso ocurrió en el sector denominado Múcura, en Villa de Cura, donde fue ultimado a tiros el sargento de la Guardia Nacional Bolivariana, Josué David Rondón Rodríguez, de 35 años, destacado en el Ministerio de la Defensa, en Caracas. Había ido a ese lugar acompañando a un amigo, de nombre Erwin José Santana Rojas, quien pensaba adquirir un carro que había visto en las redes sociales.

El viaje tenía como finalidad realizar la compra de una camioneta Chevrolet, modelo Silverado, que ofertaban por la red social Marketplace. Cuando hicieron acto de presencia, fueron interceptados por dos sujetos en una motocicleta, al parecer integrantes de la banda “El Cucharo”, que los amenazaron con armas de fuego para que les entregaran el dinero. Se produjo un cruce de palabras entre el guardia y los delincuentes, cuando el militar les dijo que no tenía los dólares, pues solo habían acudido para verificar la camioneta y conocer sobre sus condiciones de mecánica y latonería.

Al momento de huir, los sujetos dispararon, causándole heridas mortales. Pese a que su amigo lo llevó de urgencia a una clínica, los médicos nada pudieron hacer por salvarlo, pues había ingresado sin signos vitales.

Numerosas víctimas

Las investigaciones desarrolladas por los detectives Contra Homicidios del Cicpc – Aragua, han permitido identificar a los responsables. Los delincuentes que atacaron a la familia Fernández, matando a dos de ellos, forman parte de una banda comandada por Asdrúbal, la cual es responsable de numerosos homicidios, violaciones, robos y hurto de vehículos, secuestros, cobro de vacunas y el desplazamiento de funcionarios, entre otros delitos. La banda tiene ya algún tiempo operando a través de las redes sociales, cazando incautos mediante el ofrecimiento en venta de falsos vehículos.

Este grupo utiliza el estímulo visual y se aprovecha de la imprudencia y exceso de confianza de la gente para sacar provecho, pues ofrece a través de la página Marketplace vehículos inexistentes, colocando una fotografía cualquiera y a precio de oportunidad, lo que despierta el interés del comprador, que, ilusionado por hacer lo que cree será un buen negocio, deja de lado todas las precauciones y medidas de seguridad, para caer mansamente en las fauces de las bandas criminales que terminan atracando, secuestrando, extorsionando y hasta matando  a sus confiados clientes. Esta banda tiene entre sus víctimas a personas de todo el país, algunas de las cuales se encuentran en condición de desaparecidas.  En la lista se incluye a dos ferieros tachirenses que hace varios meses acudieron al centro del país para negociar un camión y desde entonces nada se sabe de su suerte y paradero.

En los hechos ocurridos el pasado viernes aparecen como fallecidos dos guardias nacionales y todo hace suponer que su presencia en el lugar obedece a dar una sensación de seguridad, pero esto resultó contraproducente, ya que resultaron asesinados. La presencia de funcionarios en estos casos no es garantía de nada. Al contrario, se convierte en una misión de alto peligro, donde está en juego la vida. Son numerosos los funcionarios de la GNB, PNB, policías estadales, efectivos militares y del mismo Cicpc, que han resultado muertos en hechos de esta naturaleza.

Para algunos detectives, esto que está ocurriendo no debería pasar. Desde hace algún tiempo, los diversos organismos de seguridad han advertido a la ciudadanía sobre los riesgos que tiene la negociación, compraventa de vehículos, a través de las redes sociales, pero pese a las advertencias y recomendaciones, la gente sigue cayendo en una especie de trampa “cazabobos”, tendida por delincuentes de alta peligrosidad, mediante ofertas engañosas. El número de agraviados por el delito de homicidio es alto y se ha determinado que las mismas víctimas han facilitado el accionar de sus victimarios, al acudir ciegamente a los sitios donde las citan, Van sin notificarlo a las autoridades y sin la debida protección. Mientras la ciudadanía no desconfíe y no tome conciencia de tal situación, lamentablemente seguirán ocurriendo hechos como estos, con pérdida de vidas, comentó finalmente el funcionario.

Únete a nuestro Canal en Telegram

Únete a nuestro canal en twitter

Únete a nuestro canal en facebook



Por: Noticias al dia y la hora
Fecha de publicación: 2021-10-18 09:02:06
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.