Lo que debes saber del sérum

El sérum o suero cosmético es un tratamiento que se caracteriza por tener una alta concentración de ingredientes activos y una textura que favorecen la rápida y profunda absorción.

En la actualidad muchas mujeres hablan de este producto, y es que su principal beneficio es su alta eficacia para combatir el envejecimiento prematuro de la piel.

Sérum

Desde la llegada de este producto, muchas personas, la mayoría féminas, parecen haber encontrado una solución mágica, un tratamiento maravilloso contra la aparición de las líneas de expresión y el envejecimiento prematuro.

Sin embargo, cabe acotar que no todos ellos sirven para todo tipo de piel, ni basta con colocarlo, hay que saberlo aplicar, así que toma nota de estos consejos para que consigas mejores resultados.

Consejos básicos

– El sérum se debe aplicar con la piel limpia y justo antes de usar cualquier producto hidratante. Su función es aportar vitaminas a tu rostro y preparar la piel para recibir algún otro producto.

– Se debe colocar antes del resto de los productos que utilizas en tu rutina de belleza para el cuidado facial, pues de lo contrario, estos formarían una capa que dificultaría la absorción por parte de la piel.

– Debes conocer tu tipo de piel para saber qué tipo de sérum usar. Si tu cutis es graso hidratado, bastará la aplicación del sérum únicamente antes de poner tu protector solar, pero si tu cutis es seco, es necesario que te coloques luego del suero cosmético una crema hidratante.

– Lo ideal es utilizar dos veces al día, en el día y en la noche, salvo que en las indicaciones del producto digan lo contrario.

Toma en cuenta que dependiendo del sérum que adquieras puedes usarlo de día o de noche, y luego colocar cremas hidratantes o protector solar según sea el caso.

– Expertos recomiendan comenzar a utilizar el suero cosmético a partir de los 30 años de edad, momento en el cual comienzan a aparecer los primeros signos de envejecimiento.

¿Cuánto se debe aplicar?

Los especialistas recomiendan colocar tres gotas de sérum sobre tu cutis, cuello y escote.

Si te aplicas más de esa cantidad, o sobrepasas la dosis recomendada porque crees que notarás sus efectos más rápido, puedes irritar tu piel y lastimarla de forma importante.

De interés

Los activos concentrados de muchos de estos productos pueden ocasionar serias lesiones en la piel si no se siguen las instrucciones.

Otro aspecto a tener en cuenta es que si estás embarazada debes evitar el uso de sérum con retinol, ya que puede causar daños irreparables en el feto. El uso de retinol debe reservarse para las noches, así como los que contienen vitamina C, que se oxidan con la luz del sol.

800Noticias

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.