Recolector de basura en Petare, el oficio de José Torres

Debido a la pandemia y la crisis económica generalizada del país, muchas personas no tienen trabajo fijo y se ven en la necesidad de emplearse en labores de peligro y poco remuneradas.

Así sucede en el barrio de Petare, donde muchos ciudadanos han implementado nuevas ideas de negocio y actividades para subsistir; y poder llevar comida a sus hogares. En el barrio El Campito, el señor José Ángel Torres es uno de ellos, dedicado a botar la basura de algunos vecinos a cambio de alimentos.

José Torres recolector de basura en Petare

Ahora es noticia: En Margarita cavan entre cerros de basura para sacar hierro

El señor Torres inició con este oficio de recolector de basura por casualidad hace dos años, cuando el servicio de aseo urbano faltó en la comunidad por varios días; y los habitantes al verlo salir de su casa con bolsas de basura “como ya sabían para dónde iba, me decían ‘mira, llévate esta también’ y yo, me llevaba su basura”, recordó Torres.

Con el tiempo, esta ayuda se convirtió en un servicio diario para la comunidad, y aunque Torres no cobra un monto específico como recolector de basura en Petare, los vecinos generalmente le retribuyen el favor con comida. “Yo les digo que me den lo que ellos puedan darme”, comentó.

El vertedero de basura es improvisado en el barrio

El hombre deposita las bolsas en un basurero provisional que queda en el Barrio El Morro de Petare. Allí  vecinos de comunidades cercanas acumulan basura para que cuando pase el personal del aseo, se la lleve.

Todos los días, Torres hace su trayecto caminando y le toma alrededor de una hora ir al vertedero y regresar a su casa; y a pesar de la larga distancia, comprende que es un esfuerzo necesario; para no acumular basura en sitios indebidos que luego generen mas problemas al barrio.

Otros oficios que hace además de ser recolector de basura en Petare

Además de recoger y botar basura, José Torres dice ser multifuncional. “Hago mandados, coso zapatos, soy albañil,  herrero… Hago de todo”, dijo.

Aunque comentó que desde hace años su principal fuente de ingreso ha sido la costura de zapatos, en los últimos dos años tuvo que reinventarse haciendo mandados dentro de la comunidad. Con frecuencia, también traslada bombonas y bolsas del CLAP hasta los hogares de las personas. Muchos oficios que asume con dignidad para subsistir y, hacer frente a la crisis del país.

Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.