EE. UU. | Así es la ruta de deportación a la que son sometidos los venezolanos

1303351

Caracas.- Debido a la falta de vuelos directos desde Estados Unidos hasta Venezuela, los migrantes que pasan por un proceso de deportación son trasladados por varias ciudades del país norteamericano hasta alcanzar un vuelo hacia un tercer país que posea tránsito directo con el territorio venezolano.

La abogada experta en temas migratorios, Lesbia Moreno, explicó a El Pitazo que los migrantes venezolanos que se encuentran bajo un proceso de deportación son trasladados por diversas ciudades estadounidenses con el fin de captar suficientes personas que tengan el mismo destino y, finalmente, tomar un vuelo a República Dominicana o México, países con vuelos directos a Venezuela.

Según informaron familiares de un venezolano en proceso de deportación desde Estados Unidos, la ruta a la que será sometido comprende un recorrido desde el estado de Luisiana hasta Nueva Jersey, para luego ir hacia Nueva York, donde aguardará un vuelo hacia República Dominicana.

«En el caso de Venezuela, no hay vuelos directos, por eso los llevan de una ciudad a otra hasta que lleguen a un país donde existan vuelos directos con Venezuela, como es el caso de República Dominicana y México. Los llevan bajo este proceso hasta encontrar el vuelo o conseguir suficientes personas para que viajen en un solo avión (…) No es un proceso ilegal, es un proceso de deportación. Es doloroso, triste y causa impotencia que este proceso sea así, porque los migrantes huyen de una crisis, pero Estados Unidos tiene sus propias reglas».

Una vez que los venezolanos son enviados a República Dominicana o México, proceden a regresarlos a su país natal en un vuelo directo al Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar, donde suelen ser recibidos por funcionarios de Interpol antes de dejarlos en libertad.

«Los recibe Interpol, porque ellos poseen conexiones con los cuerpos policiales de todo el mundo; ellos deben poner a los deportados a disposición de una autoridad del país que los recibe. Al no haber relaciones entre Estados Unidos y Venezuela, República Dominicana o México se ponen en contacto con las autoridades venezolanas para saber quiénes recibirán a los migrantes, y si ellos determinan que es Interpol, entonces ellos los reciben», apuntó.

Deportaciones y expulsiones

Debido a la crisis humanitaria en Venezuela y a la falta de visas estadounidenses, un gran número de migrantes han optado por trasladarse a México para cruzar de forma irregular la frontera hacia Estados Unidos con la finalidad de solicitar asilo. Sin embargo, Moreno señaló que los oficiales del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) tienen tan solo minutos para decidir si se le permitirá al migrante iniciar su solicitud o si se procederá a expulsarlo.

La abogada explicó que una vez que el migrante que ingresa a Estados Unidos de forma irregular, es detenido por ICE, el oficial decide en ese momento si se le otorgará la oportunidad de solicitar un asilo por medio de una entrevista de miedo creíble, pero debido a la crisis por la pandemia, las autoridades norteamericanas omiten este paso y se procede a una expulsión directa. «Con las expulsiones no se les da derecho a pasar por una entrevista. El migrante entró y procede a ser expulsado, alegando que es por proteger a la comunidad estadounidense de la pandemia por COVID-19″, dijo.

En caso de que al migrante se le permita exponer su caso ante las autoridades estadounidenses, se les otorga una protección que impide que sean deportados. Si tras estudiar el caso del migrante, ICE determina que no aplica para la solicitud de asilo, se procede a realizar una deportación a su país natal.

«Se debe entender que ellos tienen la máxima autoridad para permitir entrar o expulsar a los migrantes irregulares (…) Debido a la crisis por el COVID-19, las autoridades se aferran a protegerla a la comunidad estadounidense del virus; entonces, bajo esa premisa, proceden a expulsara las personas (…) Si el oficial determina, por medio de una entrevista de medio creíble, que el migrante puede optar por asilo, se pone un freno a la deportación, pero si no se comprueba que la persona tiene miedo a regresar a su país, se procede a la deportación».

Daniela CarrascoVista_2

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.