fospuca banner mobile

Revelan las redes cerebrales involucradas en la agresión infantil

Los trastornos psiquiátricos infantiles, como el trastorno negativista desafiante y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pueden presentar arrebatos de ira y agresión física. Una mejor comprensión de las causas de estos síntomas podría ayudar a optar por mejores estrategias de tratamiento. Investigadores de la Universidad de Yale han empleado ahora un novedoso enfoque basado en el aprendizaje automático para descubrir interrupciones de la conectividad cerebral en niños que muestran un exceso de agresividad.

Si bien investigaciones anteriores se han centrado en regiones específicas del cerebro, el nuevo estudio identifica patrones de conexiones neuronales en todo el cerebro que están relacionados con el comportamiento agresivo en los niños. Los hallazgos, publicados en la revista Molecular Psychiatry, se basan en un modelo novedoso de funcionamiento cerebral llamado ‘conectoma’ que describe este patrón de conexiones en todo el cerebro.

“La agresión desadaptativa puede resultar en daño a sí mismo o a otros. Este comportamiento desafiante es una de las principales razones para las derivaciones a los servicios de salud mental infantil ”, dijo Denis Sukhodolsky, autor principal y profesor asociado en el Centro de Estudios Infantiles de Yale. “El modelado basado en conectomas ofrece una nueva descripción de las redes cerebrales involucradas en el comportamiento agresivo”.

Marcador de agresión común en varios trastornos psiquiátricos

Para el estudio, que es el primero de su tipo, los investigadores recopilaron datos de resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés) mientras los niños realizaban una tarea de percepción de rostros emocionales en la que observaban rostros con expresiones de calma o miedo. Ver rostros que expresan emociones puede involucrar estados cerebrales relevantes para la generación y regulación de emociones, los cuales se han relacionado con el comportamiento agresivo, dijeron los investigadores. Luego, los científicos aplicaron análisis de aprendizaje automático para identificar las conexiones neuronales que distinguían a los niños con y sin antecedentes de comportamiento agresivo.

Descubrieron que los patrones en las redes cerebrales involucradas en procesos sociales y emocionales, como sentirse frustrado con la tarea o comprender por qué un amigo está molesto, predijeron un comportamiento agresivo. Para confirmar estos hallazgos, los investigadores luego los probaron en un conjunto de datos separado y encontraron que las mismas redes cerebrales predijeron la agresión. En particular, la conectividad anormal con la corteza prefrontal dorsolateral, una región clave involucrada en la regulación de las emociones y funciones cognitivas superiores como la atención y la toma de decisiones, surgió como un predictor consistente de agresión cuando se probó en subgrupos de niños con comportamiento agresivo y trastornos como ansiedad, TDAH y autismo.

Estas conexiones neuronales con la corteza prefrontal dorsolateral podrían representar un marcador de agresión que es común en varios trastornos psiquiátricos infantiles. “Este estudio sugiere que la robustez de estas redes cerebrales a gran escala y su conectividad con la corteza prefrontal pueden representar un marcador neuronal de agresión que puede aprovecharse en estudios clínicos”, dijo Karim Ibrahim , científico investigador asociado del Yale Child Study Center y primer autor del artículo. “El conectoma funcional humano describe la vasta interconexión del cerebro. Comprender el conectoma está en la frontera de la neurociencia porque puede proporcionarnos información valiosa para desarrollar biomarcadores cerebrales de trastornos psiquiátricos”.

Sukhodolsky agregó: “Este modelo de agresión del conectoma también podría ayudarnos a desarrollar intervenciones clínicas que pueden mejorar la coordinación entre estas redes y centros cerebrales como la corteza prefrontal. Tales intervenciones podrían incluir la enseñanza de las habilidades de regulación de las emociones necesarias para modular las emociones negativas como la frustración y la ira”.

Con información de WebConsultas

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.