Carabobeña no ejerce profesión por miedo a los hospitales

María Fernanda Yajure, de 24 años de edad, soñó que cuando se pudiera graduar de la universidad tendría parte de su vida resuelta. No fue así, es graduada de la Universidad Arturo Michelena (UAM) con una licenciatura en histotecnología, Mafer, su apodo de cariño, tiene miedo de trabajar en hospital por la falta de equipos de bioseguridad.

Ahora es noticia: Laboratorio del hospital Dr Carlos Sanda sin equipos ni insumos

Mafer Yajure no puede crecer profesionalmente

La situación de la pandemia en el país ha bajado las esperanzas de poder trabajar en lo que más le gusta, sobre todo porque en la región no existen suficientes laboratorios de anatomía patológica lo que hace tener un campo laboral muy pequeño. Asimismo dijo que le da temor trabajar en hospitales y los pocos laboratorios que hay ya no aceptan personal y sin experiencia menos. «Es frustrante, la verdad. Pero aspiro poder ejercer mi profesión tarde o temprano», puntualizó.

Según una investigación elaborada por Gritemos con Brío en el 2020, el 60.8% de los jóvenes venezolanos permanecía desempleados y el 50.6% percibía menos de 50 dólares estadounidenses mensuales.

Aunque muy pocos conocen de que trata la histotecnología, es un área de la salud muy importante porque es la que se encarga de usar métodos para elaborar preparaciones permanentes de células y de tejidos con la finalidad de analizarlos utilizando diversos tipos de microscopios.

Otros trabajos para subsistir

Ahora le toca trabajar en el área administrativa de una empresa pública, donde el sueldo le alcanza para cubrir sus necesidades básicas. Aún cuenta con el apoyo de sus padres, por ello se ha mantenido, también para ayudar a su hogar emprendió vendiendo dulces, algo que antes hacía por hobby lo convirtió en sustento.

«Justamente por la pandemia busqué como ayudar a mi familia económicamente, y al no poder buscar trabajo por el confinamiento decidí sacarle provecho a mi hobby desde hace muchos años. Tengo que agradecer a mi familia por el apoyo incondicional y absoluto, ya que todo parecía una locura, pero estoy cumpliendo con la meta», dijo.

Irse del país ha sido una opción, pero no se siente preparada

Mafer, como muchos jóvenes venezolanos, la única salida que ve es por una frontera. Lastimosamente no todos tienen la capacidad de reunir al menos unos 300$ o más y no es solo pasaje también es llegar a un lugar de confianza donde te puedan apoyar y dar alojamiento mientras consigue trabajo.

«Honestamente lo he pensado y planeado por años. Sin embargo económicamente no estoy en condiciones, además de no estar preparada para separarme de mi familia», contó a Todos Ahora.

Consideró que es muy difícil separarse de su familia por ser hija única. Piensa en su partida como un dolor profundo para sus padres, quienes siempre dieron lo mejor de ellos para ofrecerle educación y tuviera una vida exitosa. Por los momentos es una joven carabobeña exitosa, ya que al superar tantos problemas diarios, graduarse y buscar superarse no es tarea fácil.

Mafer Yajure desde pequeña esperaba que al graduarse podría tener una mejor vida

Como cualquier sueño de un universitario, su principal objetivo es lograr graduarse. En el camino puede ver a compañeros quedar atrás como a otros seguir con ellos, pero lo que más anhelan es poder conseguir una vida mejor con su profesión y ejercer. Eso era una de las cosas con las que soñaba Mafer Yajure.

«Pensaba que tenía la vida resuelta, sentía que estaba un paso adelante y que todo sería más sencillo. Pero la realidad me dio una buena bofetada. Luego decidí sacar otra carrera y mi economía no me permitió culminarla, lamentablemente. Pero tengo esperanzas de retomarla y culminarla. Y seguir estudiando, ¿Por qué no?», destacó.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @TodosAhora_Ve, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

 


Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.