Cómo pintar un techo de madera de forma fácil

Cada cierto tiempo, las casas necesitan una mano de pintura, incluidas las de madera. Sin embargo, es posible que te preguntes cómo hacerlo, pues pintar un techo de madera difiere un poco de la forma de hacerlo con otros materiales. Ahí es donde puede que te asalte una gran duda: ¿cómo pintar un techo de madera?

Y es que pintar madera tiene sus singularidades, pues debemos considerar muchos aspectos para cuidar este material, incluido el acabado de la pintura. Además, pintar un techo de por sí es un trabajo que conlleva sus dificultades, desde la postura a la altura. ¡Comenzamos!

Cómo pintar un techo de madera fácil y rápido

Manejar cualquier tipo de herramienta por encima de nuestra cabeza supone tener que doblar el cuello hacia arriba, y si encima tenemos que hacerlo con nuestros pies lejos del suelo, la cosa se complica. Pintar un techo de madera es una actividad que puede generar cierta tensión, por eso, te contamos algunos de los mejores consejos para hacerlo:

 Antes de pintar un techo de madera fácil y rápido, debes cubrir con telas o plástico los muebles, el suelo y todo aquello que esté debajo para evitar que se manchen. Esto es muy importante, pues quitar la pintura de estas superficies puede ser complicado.

 El siguiente paso consiste en preparar la madera antes de ser tratada, así que pasa un plumero para retirar los posibles restos de suciedad y telarañas.

 A continuación, delimita los bordes del techo utilizando cinta carrocera para evitar manchar las paredes, sobre todo, si vas a utilizar rodillo.

– Si la madera del techo está barnizada, no te queda otra opción que lijarlo antes de pintar. En el mercado existen aerosoles que forman una película sobre la madera, ayudando así a la posterior aplicación de la pintura. No obstante, si prefieres lijarlo de forma manual, nuestro consejo es que utilices un andamio para tumbarte, unas gafas protectoras y una mascarilla.

 La superficie ya está preparada, así que comenzamos a pintar un techo de madera fácil y rápido. Para ello, y si vas a emplear pintura plástica, antes debes realizar una imprimación. Este proceso permitirá sellar los poros de la madera para que la pintura no sea absorbida por la madera. Solo tienes que seguir las instrucciones del fabricante y aplicarla sobre la superficie con un rodillo. No lo mojes demasiado, y muévelo despacio y poco a poco hasta cubrirlo por completo.

– Aléjate para observar el trabajo realizado desde un campo de visión más amplio. Ponte en el centro y luego ve moviéndote de una esquina a otra de la habitación para asegurarte de que no queden espacios vacíos ni pegotes desde distintas perspectivas.

 Una vez que esté perfecto, puedes comenzar con la pintura o barniz especial para maderas del color que te guste. Espera a que la base esté completamente seca, no sobrecargues el rodillo de pintura y pinta poco a poco la superficie.

– Lo más recomendable es que apliques una segunda capa de pintura, pero antes de hacerlo, baja de nuevo al suelo y mira hacia arriba desde distintos ángulos para asegurarte de que no te has dejado ningún trozo sin pintar. Espera a que se seque y aplica la segunda capa de pintura.

– Para pintar un techo de madera también existe la posibilidad de utilizar una pistola. Así puedes llegar hasta el techo desde el suelo y conseguir un resultado profesional en mucho menos tiempo. No obstante, su empelo requiere manejo y práctica.

Consejos y trucos para pintar un techo de madera

1. Qué necesito antes de pintar

Antes de pintar un techo de madera hazte con todo lo necesario para un resultado perfecto. Aparte de una cubeta para verter la pintura, una brocha y un rodillo con su bastidor, necesitarás plásticos y cinta carrocera para cubrir la pared, el suelo y los muebles.

2. Prepara también una escalera

Para pintar un techo de madera fácil y rápido necesitarás una escalera para acceder a las esquinas y molduras (si las hubiera) sin problemas. Y por supuesto, debe tener una altura suficiente para alcanzar el techo. Sin embargo, no será necesaria para todo el techo, pues bastará con el brazo extensible del rodillo que se maneja desde el suelo.

3. Comienza por el techo

Aunque vayas a pintar también las paredes, comienza siempre por el techo, ya que la pintura podría salpicar. Si solo quieres pintar el techo, puedes cubrir las paredes junto con los muebles para evitar posibles salpicaduras.

4. La dirección en la que debo pintar

Lo más importante a la hora de pintar un techo de madera es realizar las pasadas con el rodillo en paralelo a la entrada de la luz en la estancia para la primera capa. Para la segunda, mejor que lo hagas en sentido contrario. Por último, antes de que se seque la última capa, vuelve a pasar el rodillo sin pintura en el sentido de la primera capa.

5. La pintura más adecuada para el techo

Si tu rodillo es de pelo largo, las pinturas vinílicas o acrílicas funcionarán mejor, pero si es de pelo corto, lo ideal es que utilices pinturas plásticas o al agua.

6. Cómo preparar el techo

Antes de comenzar a pintar, y además de limpiar la superficie, debes rellenar las grietas y agujeros que ya no uses con masilla o emplaste de relleno. Deja que se seque el tiempo indicado por el fabricante del producto y lija después.

Por último, recuerda que puedes pintar la madera o barnizarla solamente, pues el barniz al agua crea una capa transparente para proteger el material, de modo que no cambiará de color con el tiempo. Y recuerda, pasa una lija fina, retira el polvo, aplica la imprimación al agua y, por último, el esmalte acrílico al agua. ¡Ya puedes seguir estos trucos para pintar un techo de madera!

El Español

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.