fospuca banner mobile

Falta de diagnóstico expone realidad ficticia sobre el Covid-19

Aunque noviembre ya suma 1435 infectados, los expertos advierten que se intenta demostrar una disminución del impacto del coronavirus, cuando se tienen fallas por las deficiencias en la aplicación de las pruebas anticovid. A casi 20 meses de pandemia, no se conocen los laboratorios públicos disponibles ni se tiene la certeza de la inclusión de resultados en privados, que permita tener la caracterización de este virus tan contagioso con las diversas variantes y sin la garantía de la capacidad de respuesta, desde un sistema de salud que no ha sido respaldado en el control epidemiológico en tiempo real.

Las alarmas que se encienden desde los expertos marcan el estruendo de la inconsistencia que plantea la organización Médicos Unidos de Venezuela (MUV), al rechazar la falta de información epidemiológica y de accesibilidad al diagnóstico, además de la importancia de la totalización de los casos en 24 horas, para así considerar las medidas de cerco que permitan abordar en determinados sectores y con una repercusión de acuerdo a la clínica. Se apoyan en los gráficos realizados por el doctor José Félix Oletta, exministro de Salud, que muestran una disminución de hasta 20,3 por ciento, pero reiterando la omisión de algunos estados en ese conteo que debería ser exacto y sin dejar vacíos.

«Desde el 4 de abril de 2021, voceros oficiales no están publicando pruebas diarias. ¿Qué se controla al presumir regiones en 0?, ¿será que no se están haciendo por falta de materiales o problemas en los procesos para traslados?», se pregunta Jaime Lorenzo, presidente de MUV, ante una realidad que exige nuevos laboratorios públicos, conociéndose que muchos venezolanos optan por aquellos privados porque hasta se suspendieron los exigidos para viajeros. De allí, que el Estado debería exigir todos los reportes diarios, para poder medir la caracterización de la enfermedad, cuya clínica puede ser cambiante y tener los resultados más cercanos a la realidad.

Menos pruebas no permiten tener el control y sin políticas sostenibles para saber cómo atacar. De allí, que Oletta refiere que las autoridades no prestan atención y olvidan que se trata de fuerza epidemiológica, además de cada vez más contagiosa con los riesgos de la variante delta. «Todo se debe reportar, en una totalidad y dejando la realidad ficticia», señala de una data que no supera los 700 y las proyecciones pueden ser hasta 10 veces más, advierte de un comportamiento que puede ser más elevado en los meses de noviembre y diciembre de 2021.

Amplíe la información en La Prensa Lara

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.