#Chile | Con tu apoyo logremos que la voz del pueblo trabajador llegue al Congreso

Las primeras elecciones presidenciales y parlamentarias posteriores al estallido social en Chile, serán este domingo 21 de noviembre. Abundan las interrogantes, pero la campaña que hemos realizado para que un trabajador del norte llegue al Congreso no ha dejado indiferente a nadie. Es por esto que los principales analistas políticos han planteado “que fuerzas como el PTR pudieran alzarse con un cargo parlamentario”. Para lograrlo, no les regales tu voto a los mismos de siempre.

También hay muchos que dudan si votar o no. Y es que las demandas sociales están irresueltas, y la pandemia develó las profundas desigualdades, mientras los dueños del país se hicieron aún más ricos. Las listas de espera en hospitales y cesfam no terminaron, la salud y educación siguen siendo un negocio, el derecho a la vivienda está aún más lejos, nuestros abuelos continúan sobreviviendo con pensiones de hambre y el costo de la vida se incrementa, como se vio en el kilo de pan a 2 mil pesos en Calama. Las demandas por las que millones luchamos están más vigentes que antes.

Hay descontento y lo hemos escuchado en nuestros recorridos por Antofagasta, Tocopilla, Calama, Mejillones, Taltal, San Pedro de Atacama. Esta desilusión contra los mismos de siempre, quienes viven como millonarios y no sufren lo que vivimos nosotros, hace que muchos no quieran ir a votar.

Años de personajes administrando la miseria. Narco-políticos como Paulina Núñez, Marco Antonio Díaz y José Miguel Castro de la derecha de Piñera; dinosaurios de la vieja Concertación como Pedro y Jaime Araya, Arturo Molina o Marcela Hernando, quienes llevan años prometiendo transformaciones, pero gobiernan para las grandes mineras. Aquellos que supuestamente venían a “enfrentar al duopolio” como el Frente Amplio de Catalina Pérez, hoy buscan pactar con la vieja Concertación.

Entonces, ¿por qué ir a votar este domingo? ¿Se puede hacer un cambio? ¿Qué alternativa tenemos quienes sufrimos la precarización, el endeudamiento y la falta de derechos?

Sí, tenemos una alternativa propia. La de aquellos que no queremos seguir viviendo en condiciones de precarización de nuestras vidas y que queremos un futuro para nuestros hijos y familias, que venga desde abajo, desde las y los trabajadores, pobladores, las mujeres, la juventud, los pueblos originarios y los movimientos sociales, dispuestos a enfrentar los intereses de las grandes empresas.

Si instalamos uno de nosotros en el parlamento, un trabajador como tú, sería un gran mensaje para todas y todos quienes quieren luchar por un futuro distinto. Al otro lado de la cordillera, en la provincia argentina de Jujuy, un recolector de basura que es parte de la comunidad indígena Colla, llegó al Congreso con el apoyo del pueblo trabajador, para luchar por los derechos de quienes han sido postergados históricamente: obreros, mujeres, pueblos originarios, la juventud.

Este ejemplo queremos tomar para hacer historia y para que uno de nosotros sea la voz de quienes durante 30 años, y mucho más, hemos sido excluidos. Como lo hemos hecho en el Concejo Municipal con Natalia Sánchez, la única concejala que se ha opuesto a los negociados de la alcaldía y ha estado en cada lucha apoyando a diversos sectores, de la salud, educación, poblaciones y juntas de vecinos. ¡Con tu apoyo podemos lograrlo!

Por salud y educación pública, gratuita y de calidad, para no tener que morir esperando en listas de espera; por un salario y pensión mínima de 600 mil pesos que alcance para vivir sin endeudarse; por un plan de viviendas para terminar con el déficit y el hacinamiento. Nos dicen que no hay plata para hacer todo esto, pero no es verdad. Proponemos la nacionalización de los recursos naturales, bajo gestión de trabajadores/as y comunidades, para resolver estas demandas.

¡Con tu apoyo, en la región de Antofagasta podemos hacer historia!

Por: El Diario
Autor: Lester Calderón
Fecha de publicación: 2021-11-17 22:38:51
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.