Cómo lavarse el pelo para no tener caspa

La caspa es un tipo de dermatitis seborreica que aparece en nuestro cabello, pero nos preocupa más por el problema estético que supone, pues afecta a gran cantidad de personas. Suele aparecer por diversas razones, como un mal lavado o por no usar los productos adecuados. Por ello, lo mejor es saber cómo lavarse el pelo para no tener caspa.

A pesar de que se han realizado miles de estudios sobre la caspa, la realidad es que, a día de hoy, se desconoce la verdadera causa de su aparición. En cualquier caso, te mostramos unos trucos para no tener caspa. ¡Descúbrelos!

Consejos y trucos para no tener caspa

Lo mejor es seguir ciertas rutinas para ayudarte a evitar la aparición de este problema antes de que aparezca la caspa. Por ejemplo, lavarse el pelo para no tener caspa es fundamental, pero hazlo con los productos indicados para ello y asegúrate de limpiar también el cuero cabelludo.

¿Por qué tengo caspa? La mayoría de la población tiene un pensamiento erróneo sobre la aparición de la caspa, y es que pueda estar relacionada con el estado emocional del individuo en cuestión.  Aunque sí es cierto que se complica en momentos de mucho estrés.

A continuación, te mostramos algunos pasos a seguir a la hora de lavarse el pelo para no tener caspa. Porque la mejor forma de combatir esta indeseada afección es evitar su aparición. Estas son las recomendaciones a seguir:

No te laves el pelo amontonándolo en la parte alta de la cabeza. De este modo, te costará más lavarlo y formarás enredos que te costará mucho quitar después. Mejor lávalo por partes comenzando por las puntas y concluyendo con el cuero cabelludo.

Céntrate más en el cuero cabelludo a la hora de lavarte el pelo, ya que esta es la zona donde se genera la caspa y la grasa. Así pues, para lavarse el pelo para no tener caspa lo ideal es que prestes atención a la piel, aplicando una pequeña cantidad de champú en las puntas.

Evita frotar el cuero cabelludo con una toalla para secarlo, ya que podrías generar lesiones y descamaciones que ocasionarían la aparición de la indeseada caspa.

Por último, olvídate de que lavarse el pelo para no tener caspa todos los días acaba dañándolo. Esta creencia ha sido desmentida por expertos en el cuidado del cabello, pues nuestro cuerpo fabrica grasa natural a diario que contribuye a evitar su descamación.

Estos sencillos trucos para no tener caspa pueden ayudarte a evitar su aparición, la cual casi siempre está ocasionada por una mala higiene o el uso de productos inadecuados.

Por otra parte, la sal es un remedio natural muy eficaz contra la caspa. Es cierto que existen multitud de champús y cremas anticaspa, pero también podemos optar por remedios caseros y naturales que son realmente efectivos contra la caspa.

La sal es uno de ellos, y esto es gracias a su composición. Y es que en ella encontramos una gran cantidad de propiedades que tornan este producto ideal para exfoliar el cuero cabelludo sin provocar ningún daño en la piel.

¿Por qué tengo caspa? Malos hábitos que llenan tu cabeza de “nieve”

Para responder a la pregunta: ¿por qué tengo caspa?, podemos culpar a la genética, pero no es así. La verdad es que el único responsable de tener caspa es uno mismo. Esas descamaciones tan embarazosas son provocadas por unos malos hábitos de higiene personal, lo que en realidad son buenas noticias, porque eso significa que puedes tratar y evitar este problema.

A continuación te mostramos algunos malos hábitos que podrían ser la causa de que aparezca caspa, por lo que debes evitarlos a toda costa para mantener tanto el cuero cabelludo como los folículos pilosos sanos.

1. Usar demasiado champú, o muy poco

No deberías usar champú a diario, pues su función es la de eliminar el exceso de suciedad, aceites y restos de productos capilares. No obstante, un simple enjuague lo hará, reservando el uso de champú cada dos o tres días. De lo contrario, resecarás tu pelo y el cuero cabelludo, dejándolos sin los aceites necesarios para mantenerlo fuerte y nutrido. Además, tu piel se descamará y tu pelo acabará marchitado con el tiempo.

Sin embargo, no usar suficiente champú tampoco es bueno, pues los restos de suciedad y productos capilares asfixiarán los folículos capilares y las células sanas de tu piel. En este caso, verás la piel descamada y el pelo graso, por lo que debes mantener un equilibrio perfecto con el uso del champú.

2. No usar acondicionador

Un champú usado dos veces por semana es una buena forma de prevenir y tratar la caspa de forma regular, así que encuentra uno que incluya piritiona de zinc y sulfuro de selenio entre sus componentes.

Pero, además, debes acondicionar tu pelo a diario, sin importar cuándo utilices champú, y siempre después de este. El acondicionador aporta vitaminas y nutrientes a tu pelo y cuero cabelludo, aportando hidratación y previniendo que se reseque.

3. Olvidar la protección solar

La piel del cuero cabelludo debe ser tratada del mismo modo que la piel del resto del cuerpo. Y esto todavía es más importante si tienes el pelo corto, así que aplica protector solar o una crema hidratante con protección sobre tu cuero cabelludo sin que se vea afectada la apariencia de tu cabello.

Si tienes media melena o el pelo largo esto lo tornará graso, así que elige un protector especial para el pelo y resguardarás tu cuero cabelludo del daño ocasionado por los filtros UV. Aplícalo después de la ducha para protegerte durante todo el día.

4. Ignorar síntomas obvios

En caso de que estos trucos para no tener caspa no funcionen, quizás tu problema sea una infección de hongos o una dermatitis seborreica. Visita a un dermatólogo de inmediato para seguir un tratamiento adecuado.

El Español

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.