Con compras de estrenos y algunas ofertas poco atractivas estuvo el Black Friday

1317195

Caracas.- ‘‘En Venezuela se puede comprar todavía. Compré ropa para la familia y los estrenos de Navidad’’, contó Johan Solano, quien aprovechó el Black Friday realizado este viernes 26 de noviembre en los diferentes centros comerciales de Caracas. El ciudadano compró nueve prendas de vestir con 20 dólares en Balú de El Sambil.

A diferencia de él que no encontró ninguna irregularidad en las ofertas del evento anual donde los descuentos son los protagonistas, dos consultados por El Pitazo, una mujer en el centro comercial City Market y un hombre en El Sambil, indicaron que las rebajas no eran reales porque habían visitado los establecimientos en días anteriores y los precios eran los mismos. No cambiaron.

‘‘Este año (2021) no hubo rebajas en las tiendas. Al compararlo con el año pasado, se redujo considerablemente la cantidad de prendas que pude comprar’’, expresó el joven Roger Andrade que recorrió los comercios en compañía de su mamá.

Por tercer año consecutivo se efectuó el Black Friday o Viernes Negro en los centros comerciales El Recreo, City Market, Sambil y San Ignacio, ubicados en Caracas. Con altas expectativas los usuarios y propietarios se sumaron a la tendencia de rebajas flash desde las 7:00 am.

En cuanto a los artículos tecnológicos, el centro comercial City Market estableció rebajas del 6% | Foto: Andrea Garofalo

Durante el recorrido matutino realizado por El Pitazo se observó poca afluencia de compradores a mediados de las 9:00 am. El Recreo y San Ignacio fueron los establecimientos que menos visitantes acumularon en comparación con City Market y El Sambil, que concentraron más de 500 personas.

El Sambil fue un punto clave del Black Friday por los 469 locales y 430 tiendas que lo integran. Para ingresar al centro comercial los usuarios debían hacer una fila no mayor de 20 personas sin respetar el distanciamiento social, ya adentro los comercios estaban rodeados de consumidores que desde las 8:00 am se habían formado para poder llevarse, al menos, un artículo.

La convocatoria realizada por la tienda de calzado Ciudad Alternativa, en redes sociales, captó la atención de cientos de mujeres que desde el interior del país viajaron a la capital por unos zapatos a 20 dólares, sin darle mayor importancia a las horas que tuvieran que esperar en las kilométricas colas para obtenerlos.

Foto: Ronald Peña

Por su parte, la tienda de ropa Balú, en El Recreo y El Sambil, fue muy concurrida por las prendas a mitad de precio. Colas en las cajas de pago, en los probadores y unos tantos en los alrededores que aguardaban su turno para acceder en bloques de cuatro personas. ‘‘En Venezuela se puede comprar todavía. Compré ropa para la familia y los estrenos de Navidad’’, contó Johan Solano tras adquirir 9 prendas con 20 dólares en dicho comercio.

En cuanto a los artículos tecnológicos, el centro comercial City Market estableció rebajas del 6%, lo que representa una reducción de 5 dólares del precio real del equipo. Los vendedores debían lidiar con cuatro clientes cada uno, estaban saturados. Los pasillos estaban obstruidos por la cantidad de personas que se detenían a observar los precios de los teléfonos, donde los más económicos rondan los 60 dólares.

El San Ignacio, comparado con los otros centros comerciales mencionados, no tuvo tráfico de compradores (12:21 pm). La gente de Ofimanía, en alianza con dos marcas, promovió una bailoterapia al aire libre como parte de la estrategia del viernes negro. ‘‘La recepción ha sido buena, esperamos que en la tarde las ventas sean mayores’’, dijo la gerente de la papelería.

No solo los centros comerciales caraqueños estaban abarrotados de gente, las calles y avenidas principales del este de la capital también lucieron colapsadas.

Foto: Ronald Peña

Andrea GarofaloVista_2

Por: El Pitazo

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.