Inteligencia para el éxito (Tercera lección de vida) Quien todo lo anota todo lo gana.

Inteligencia para el éxito (Tercera lección de vida) Quien todo lo anota todo lo gana.

El día 09 de Noviembre se realizó la cuarta clase de la cátedra de  “inteligencias para el éxito”. Se dio inicio recordando las  primeras enseñanzas: Primera lección de vida, “concéntrate en las soluciones y no en los problemas”, segunda lección de vida “velocidad sin técnica o apuro en retroceso”,  y se dieron algunos  ejemplos para afincar el conocimiento.

Primera parte:

Una asistente escribe en el pizarrón una lista de 18 artículos que se compran en un supermercado, luego fue borrada y de inmediato se fueron seleccionando aleatoriamente algunos alumnos, para que dictaran los artículos que guardaban en la memoria.

El primero de los seleccionados recordó 8 artículos, el segundo 10, el tercero 8, el cuarto 12 y el quinto alumno recordó 15. Al ver cuántas cosas recordaron el profesor dijo: “si quieren alcanzar el éxito deben saber que no hay memoria que pueda competir con lo anotado, nada va a resultar mejor que hacer una lista, un manual de operaciones, un listado de comprobación”

“Los que anotan todo, tienen 100% de acierto, los que anotan algo tienen entre un 60% – 80%  y los que no anotan nada porque dicen que lo recuerdan todo, tienen de  un 40%  hacia abajo.  De inmediato el profesor ordenó a su asistente escribir nuevamente la lista en el pizarrón; pidió a los alumnos copiar toda la lista, luego cuando terminaron  solicitó a una alumna que la leyera de su cuaderno. “¿Le falto algo?”, preguntó. “Nada”, respondieron todos los presentes. “Si no anotas te condenas, si anotas no fallas”.  El Checklist, o  “lista de comprobación” ha sido creada para no olvidar lo que siempre se debe recordar.  ¡No dejen a la memoria lo que deben anotar”

Segunda parte:

¿Qué es bondad? Un estudiante la definió como “cuando le demuestras tu apoyo a alguien”.  El profesor hace la diferenciación: “Un ser que come es un ser, un ser que respira es un ser, un ser que procrea es un ser, un ser que  obra desinteresadamente es un ser…. humano”.

 El profesor realizó una segunda pregunta, ¿qué harían si se encuentran saliendo del trabajo y un amigo les dice que necesita llegar a el hospital, pero ustedes se encuentran muy cansados? “Tienen que tomar una decisión”. Un alumno responde que depende de la gravedad en la que se encuentre la otra persona  ¿Cómo vas a saber el estado de gravedad si no eres médico? Lo interrogó el educador. El alumno entendió que la bondad no pasa por el análisis.  

Seguidamente se le pidió a otro alumno que simulara estar pidiendo dinero en la calle (hacer el papel de mendigo), luego le preguntó a uno de sus compañeros ¿Le darías dinero? ¿Lo haces cuando ves alguien así en la calle aunque te preguntes si lo usará para drogas o alcohol? El alumno muy seguro respondió “Igual le daría porque yo no sé eso, le daría por un acto de caridad” El profesor dijo ¡Esa es la respuesta correcta!

Cuando tú eres bondadoso y caritativo tú no tienes nada que ver con el otro, porque  el debate no es con él, es contigo y tu conciencia  ¿Por qué le doy? ¡Porque me sale del corazón!, la bondad no requiere debate es un acto propio, es un acto que nos  eleva desde seres hasta… ¡seres… humanos!

Apóyanos Compartiendo :

Editor Reporte Confidencial / Abogado 18342 / Comunicador SNTP 8248 / Locutor 17210 / Profesor Inteligencias / Escritor / 7 libros amzn.to/2G3W6ja

Preso Político #ONU #OEA

Twitter @BrauliojatarA

Facebook Braulio Jatar Alonso

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.