Cómo dormir con tu tatuaje recién hecho: errores más comunes

Tatuarse es una decisión que no puede tomarse a la ligera, por lo tanto, y por lo que ello implica, debes cuidarlo como es debido. De este modo, no sufrirás daños ni en la piel ni en el diseño. Seguro que te estarás preguntando cómo dormir con tu tatuaje recién hecho, y es que es fundamental seguir unas pautas para evitar dañar la zona tatuada.

Las horas de sueño son muy importantes, pero es cierto que no podrás dormir de cualquier forma. Descubre los errores comunes al dormir con un tatuaje recién hecho para descansar bien. ¡Vamos allá!

Consejos básicos para dormir con un tatuaje recién hecho

1. No compartas la cama

Si duermes acompañado por tu pareja o tu mascota, debes saber que, durante las primeras noches después de hacerte un tatuaje, es muy recomendable que duermas solo para reducir las posibilidades de infección.

De este modo, un buen descanso estará garantizado, sobre todo si tu pareja se mueve mucho mientras duerme. Del mismo modo, evitarás también roces que puedan afectar al tatuaje. Y lo mismo sucede con las mascotas, pues cualquier herida, arañazo o golpe involuntario podría causar una infección.

2. Cuida que la tela no se pegue al tatuaje

Uno de los problemas más graves que pueden surgir al dormir con tu tatuaje recién hecho es que la tinta se quede adherida a las sábanas de la cama. Si esto sucede, evita arrancarla en seco, es bastante doloroso y se puede estropear el tatuaje.

Lo ideal en esta situación es mojar la tela con bastante agua para que se despegue sola y tu piel no sufra ningún daño. Y por supuesto, no olvides cambiar las sábanas para la noche siguiente.

3. Cuidado con las posiciones para dormir

Otro de los errores comunes al dormir con un tatuaje recién hecho es adoptar la postura idónea. Pero, ¿cuál es la posición correcta? Esto es fundamental para evitar dormir sobre el tatuaje, pues la zona quedará presionada, o impedir que entre en contacto con la ropa de cama.

Por fortuna, hay varias posiciones que puedes adoptar según la zona en la que tengas el tatuaje:

– Si lo tienes en la parte delantera del cuerpo, debes dormir boca arriba utilizando una almohada cómoda para evitar moverte cuando estés durmiendo.

– En cambio, si el tatuaje está situado en la espalda o en una zona horizontal, puedes dormir de lado o boca abajo, y podrás colocar almohadas delante y detrás teniendo cuidado con el lugar donde tengas el tatuaje.

4. Duerme con cuñas

Estas almohadas especiales son muy útiles para dormir con tu tatuaje recién hecho. Las hay de diferentes tipos y tamaños adaptados a cada zona del cuerpo, y ayudan a mantener la misma posición durante toda la noche.

Además, contribuyen a mantener también la extremidad tatuada en posición elevada para que otras partes del cuerpo no rocen de forma involuntaria el tatuaje durante la noche.

5. Usa ropa vieja para dormir

Es inevitable que un tatuaje recién hecho roce con nuestra ropa, y cualquier pequeña mancha de tinta que se produzca será imposible de eliminar. Por ello, te aconsejamos que evites ponerte prendas y ropa de cama de colores claros o que tengan un valor especial para ti.

También puedes poner toallas y sábanas viejas para dormir durante unos días hasta que el periodo de curación del tatuaje haya finalizado.

6. Usa ropa limpia de cama

Otro de los errores comunes al dormir con un tatuaje recién hecho al descubierto es utilizar las mismas sábanas todo el tiempo. Nuestra recomendación es que las cambies todos los días, así como las toallas en caso de utilizarlas para prevenir que cualquier bacteria entre en contacto con la herida, evitando así que se infecte.

7. Papel protector para la primera noche sí o no

Es importante que tu tatuador deje claro qué hacer con el parche de curación o el papel film con el que saldrás del centro de tatuajes. Pregúntale si debes quitarlo o dejarlo puesto, al menos, durante la primera noche. Él sabe mejor que nadie lo que tienes que hacer, así que haz caso a todos sus consejos.

8. Duerme con el tatuaje envuelto

Como hemos dicho, tu tatuador será el que mejor te aconseje sobre si dormir con el tatuaje tapado o no, ya que existen distintas formas de curación: la húmeda y la seca. Debes hacer caso a sus recomendaciones, pues los procedimientos son muy diferentes. Este es uno de los errores comunes al dormir con un tatuaje recién hecho así que, ante la duda, consulta a tu tatuador.

9. Mantén el tatuaje al aire libre

Otro de los consejos básicos para dormir con un tatuaje recién hecho es mantenerlo al aire libre todo el tiempo posible, así la piel podrá transpirar bien para curarse mejor. Si te ponen en el centro de tatuado un plástico protector recuerda ir retirándolo de vez en cuando y limpia la zona con mucho cuidado siguiendo las indicaciones del tatuador.

Y recuerda, mientras esté al aire libre, ten cuidado de que nada lo toque, así que evita roces e irritaciones que podrían perjudicar la piel y el diseño.

10. No duermas fuera de casa después de hacerte un tatuaje

El último consejo que te damos a la hora de dormir con tu tatuaje recién hecho es que no duermas fuera de casa. Así podrás asegurarte de utilizar ropa de cama limpia, y te sentirás mucho más cómodo en tu propia cama. Recuerda que la prioridad es cuidar de tu tatuaje y evitar infecciones u otros problemas.

Para terminar, si vas a viajar después de tatuarte, o lo haces durante tus vacaciones, procura no exponerte al sol demasiado tiempo. ¡Ahora ya no será tanto problema dormir con tu tatuaje recién hecho!

El Español

Por: Reporte COnfidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS
SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM
O Unete a nuestro grupo de Whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.